Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 12 de Octubre estará en alerta cerca de 2 meses tras la muerte de tres bebés por una bacteria

El centro explica que son 21 los bebés aislados y que no está confirmada una cuarta infección

El hospital 12 de Octubre de Madrid continuará en alerta hasta que se dé de alta a todos los todos los niños que hayan tenido algún contacto con la bacteria klebsiella pneumoiae, la causante de la muerte la semana pasada de tres bebés prematuros y la posible contaminación de un cuarto. Así lo ha confirmado hoy la jefa del Servicio de Neonatología del centro, Carmen Pallás, mientras que el hospital ha defendido su actuación en el caso y ha señalado que son 21 los bebés que permanecen aislados por haber estado en contacto con la bacteria.

Esta tarde dos de los bebés han sido dados de alta ya que, según fuentes el hospital, se encuentran "perfectamente" y su estado es "razonablemente bueno" para que se puedan ir a casa. El Hospital estima que mañana los médicos le darán el alta a una decena de los pacientes aislados.

Entrevistada en el programa Hoy por hoy de la Cadena SER, Pallás ha explicado que el cuarto bebé afectado por la bacteria "está estabilizado", aunque dentro "de un cuadro de gravedad". Aún no está claro que esté efectivamente infectado por la bacteria, podría tener sólo colonizada la piel, pero "está grave porque tiene una patología muy importante", relacionada con su prematuridad. Además, ha asegurado que la alerta continuará en el hospital "hasta que no se haya dado de alta al último niño que ha estado expuesto o cerca de algún pequeño en contacto con la bacteria". Y esto, ha dicho, "va a ser mucho tiempo", unos dos meses, puesto que algunos de los bebés que han tenido algún contacto con la bacteria "pesan muy poquito".

El 12 de Octubre ha emitido en un comunicado en el que reitera que sigue sin confirmarse que el cuarto bebé esté infectado por la bacteria. Además, defiende su actuación en el caso al decir que “desde el primer día” se adoptaron todas las medidas necesarias en el Servicio de Neonatología, por lo que pide "calma y responsabilidad". A la Asociación El Defensor del Paciente, que pidió ayer una investigación, le pide que "deje de generar alarma" con “declaraciones tan injustificadas como imprudentes".

Señala el centro que "el director gerente del hospital ha explicado públicamente los hechos ocurridos e informado detalladamente de todas las medidas de control y prevención adoptadas por el centro, por lo que la petición formulada hoy por esta asociación ya ha sido atendida". Indica además que son 23 los bebés que fueron aislados en el Servicio de Neonatología por haber estado en contacto con la bacteria. "Uno de ellos está en estado más grave, con evolución favorable dentro de esta gravedad, pero por el momento no se ha confirmado infección por esta klebsiella”.

La situación se ha desencadenado después de que tres bebés prematuros murieran la semana pasada en el servicio de Neonatología del 12 de Octubre a causa de una infección de la bacteria klebsiella pneumoniae, muy frecuente en los hospitales. El primero falleció el 26 de febrero y los otros dos el 2 de marzo. Aunque la bacteria es frecuente y su infección es combatible, los niños prematuros son especialmente sensibles a cualquier tipo de infección, ya que, al no estar del todo formados, su sistema inmunitario es deficiente.

A raíz de la infección, el hospital ha tomado una serie de medidas de seguridad para evitar más infecciones. La primera de ellas es la de aislar a los pequeños ingresados que han podido estar en contacto con la bacteria, 25 en total. No obstante, Pallás ha explicado que "no se teme por su vida". También se han trasladado a otros centros los casos de embarazos patológicos ingresados o de urgencias y se ha dividido el servicio de neonatos en dos zonas: una para los que han tenido contacto con la bacteria y otra para los que no. También se ha separado a los médicos y enfermeras para que actúen en una de las dos zonas. Se ha reforzado el personal del servicio y se han puesto en marcha medidas de higiénico-sanitarias para los médicos, padres y material.