La farmacéutica Novartis lleva hoy a juicio la ley de patentes india

El esperado juicio de la multinacional suiza Novartis contra el Gobierno indio y su ley de patentes, en el que se decidirá si se puede fabricar como genérico el medicamento Glivec en la lucha contra el cáncer, celebrará hoy su primera sesión. La vista se ha retrasado porque el Gobierno pidió hace 15 días un aplazamiento para analizar varios informes de expertos en leyes de propiedad intelectual. Más de 20.000 personas toman en India la versión genérica de Glivec, que cuesta 150 euros al mes mientras que la original se vende a 2.000.

El juicio ha sido calificado como "emblemático" por varias organizaciones como Médicos Sin Fronteras e Intermon Oxfam. Las farmacéuticas sostienen que para seguir investigando y recuperar su inversión deben mantener la exclusividad para comercializar sus medicamentos. El Gobierno indio, por su parte, defiende la producción de genéricos como medida necesaria para que los medicamentos puedan llegar a los países subdesarrollados.

La oficina de patentes de India rechazó en enero de 2006 la protección del compuesto imatinib mexylate, comercializado por Novartis como Glivec, en enero de 2006. Consideró que no es realmente una innovación, sino sólo "una nueva forma de una sustancia conocida". La ley de patentes especifica que sólo las verdaderas innovaciones serán protegidas.

Innovación

"Esta norma habilita al Gobierno para sustraer la protección de la propiedad intelectual", asegura el presidente de Novartis en España y responsable de mercados emergentes, Jesús Acebillo. "Y además lo hace con una gran discrecionalidad, por lo que la indefensión es mayor". La farmacéutica defiende que Glivec fue aprobado como medicamento por la Food and Drug Administration de Estados Unidos hace sólo cinco años. Según los expertos, es uno de los avances terapéuticos más relevantes de los últimos años.

India es el principal proveedor de medicinas esenciales en los países subdesarrollados, a los que exporta el 67% de su producción de genéricos. Por ello las organizaciones humanitarias temen que, si Novartis gana el juicio, a la patente de Glivec le siga una reacción en cadena que seque a India como fuente de medicamentos de bajo coste. "India es la farmacia de los pobres. Este caso podría sentar las bases para que se extiendan más patentes", sostiene el representante de la campaña de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF) para el Acceso a Medicamentos Esenciales, Michel Lotrowska.

Con estas dos posturas encontradas comienza hoy el juicio, que será seguido con atención en todo el mundo. Ayer ya se concentraban fuera del Tribunal de Chennai (sur de India) cientos de personas que piden a la multinacional que abandone su batalla legal. "Novartis, retira la demanda", gritaban los manifestantes frente al Tribunal de la ciudad de Chennai (sur del país), donde tendrá lugar la vista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de febrero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50