Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chávez presentará un programa radiofónico diario de hora y media

El presidente de Venezuela deja su espacio televisivo de los domingos

Hugo Chávez ha decidido que ya no hablará seis u ocho horas seguidas cada domingo en radio y televisión. Desde hoy, el presidente venezolano dividirá la dosis y lo hará durante hora y media diaria.

El programa de radio y televisión Aló, presidente cambiará radicalmente, a pesar de que propios y extraños lo consideran uno de los aspectos más exitosos de la gestión de Chávez desde que llegó al poder en 1999. El formato maratoniano de los domingos cederá el paso a un contacto diario. De lunes a viernes, excepto los jueves, el programa será sólo radiofónico y saldrá al aire por la señal de Radio Nacional. Los jueves se transmitirá por televisión, a través del canal oficial VTV.

"Sabemos que se corre el riesgo de sobresaturación, pero el presidente tiene mucha información que dar y muchos recursos comunicacionales", reconoció el ministro de Comunicación e Información, William Lara, quien conjuga en su hoja académica el Periodismo y las Ciencias Políticas.

Lo más probable es que la emisión coincida con la franja horaria de las telenovelas

Lara es consciente de que será un gran reto para su despacho, pues producir hora y media de radio cuatro días a la semana y una hora y media semanal de televisión es difícil, sea cual sea el tema, y mucho más si se trata de comunicaciones presidenciales.

Y, aunque Lara no lo dice, es dificilísimo tratándose de Chávez, quien se mantiene en permanente confrontación con los medios de difusión privados y, también de manera recurrente, suele expresar su inconformidad con la política de comunicación del Gobierno, pues, a su juicio, no ha sido suficiente para vencer las tendencias de opinión que siembra la prensa opositora.

De hecho, el viraje de Aló, presidente es producto de esa inconformidad. El pasado sábado se anunció la suspensión de la emisión del domingo. Fue una decisión sorpresiva, pues el espacio dominical había retornado apenas a finales de enero, tras una larga suspensión, producto de la campaña electoral y de la temporada navideña. Se dijo que Chávez había convocado a sus colaboradores inmediatos a reflexionar y "ejercer sus poderes creadores" para replantear el programa. No tardaron mucho en dar con la fórmula, pues el martes ya se hacía el anuncio de las emisiones diarias.

Aunque todavía ayer estaba en discusión el horario, lo más probable es que el programa comience a las ocho de la tarde y termine a las 21.30, tocando una franja horaria en la que una gran porción de los venezolanos se dedican a ver telenovelas y otros programas de entretenimiento en la televisión comercial.

"Por supuesto que uno de los cambios será que el presidente tendrá que ceñirse al tiempo, pero lo más importante seguirá siendo el contacto con la gente, que los venezolanos llamen y le planteen sus interrogantes, sus reflexiones", dijo Helena Salcedo, directora del Circuito Radio Nacional de Venezuela, durante un alto en los preparativos para comenzar el viernes con las emisiones radiofónicas.

Salcedo, como otros miembros de la primera línea del equipo de comunicación de Chávez, sabe que no será sencillo implantar este cambio de ruta, pero confía en que la información privilegiada que manejará cada día el nada común conductor del programa, le garantizará una audiencia fiel. "Hasta ahora, la agenda que discutiría el país durante la semana dependía de los temas que tocara el presidente en su programa del domingo. De ahora en adelante pasará lo mismo, pero cada noche", pronostica Salcedo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de febrero de 2007