Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unicef revela que sólo se trata al 10% de los menores con VIH

Un reciente informe de Unicef, Infancia y sida: un balance, pone de manifiesto que la principal causa de esta infección en los menores de 15 años sigue siendo la transmisión vertical madre-hijo. El estudio se ha realizado en 70 países subdesarrollados y en vías de desarrollo. No obstante, la campaña Unidos por la infancia. Unidos contra el sida, emprendida por Unicef, pone de manifiesto que en países del este y del sur de África ha aumentado notablemente en los dos últimos años el número de mujeres infectadas por el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) que reciben tratamiento para prevenir la transmisión vertical de la infección. Por ejemplo, en Namibia el porcentaje del 6% de 2004 ha ascendido al 29% en 2005. En este mismo periodo de un solo año en Suráfrica se observó un incremento del 22% al 30%.

En cualquier caso, el informe lamenta que en los países de renta media y baja sólo el 9% de las mujeres embarazadas con VIH reciben tratamiento antirretroviral para impedir la transmisión de la infección a sus hijos. Además, sólo el 10% de los niños infectados en todo el mundo reciben tratamiento antirretroviral y sólo el 4% de los nacidos de madres infectadas reciben tratamiento profiláctico para prevenir las infecciones oportunistas, que a menudo resultan mortales.

La cara olvidada

Hace un año, Unicef denunció que los niños siguen siendo "la cara olvidada de la pandemia del sida". Ann M. Veneran, su directora ejecutiva, afirma que existe una necesidad urgente de ayudar a los pequeños afectados por este problema: "Hemos de centrarnos en varios puntos: prevenir la transmisión vertical y mantener a las madres libres de la enfermedad, garantizar el tratamiento a los niños seropositivos y ayudar en todo a los huérfanos por esta causa".

El informe también destaca que se han producido avances en el abordaje pediátrico de este problema "gracias a las mejoras en los diagnósticos, al trabajo de sanitarios mejor preparados, a fármacos más baratos y a protocolos de tratamiento más sencillos". En algunos países -por ejemplo, Botsuana, India, Ruanda, Suráfrica y Tailandia- se ha conseguido facilitar las cosas al integrar el control pediátrico en los centros para adultos.

El informe indica que en el último año y medio el precio del tratamiento antirretroviral infantil se ha reducido notablemente gracias a la ayuda de algunas instituciones, entre ellas la Fundación Clinton. También subraya la necesidad de centrar estrategias en adolescentes y jóvenes en situaciones de riesgo de contraer la infección, especialmente en el sexo femenino.

Las últimas observaciones sugieren que la disminución de la prevalencia del VIH en Kenia, áreas urbanas de Costa de Marfil, Malaui y Zimbabue, así como en áreas rurales de Botsuana, se debe en gran medida a la adopción de comportamientos sexuales más seguros entre los jóvenes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de enero de 2007