Argentina se enfrenta a su pasado

Isabelita Perón queda en libertad provisional tras ser detenida en Madrid

La ex presidenta, de 75 años, está acusada del secuestro y desaparición de un opositor en 1976

La policía española detuvo ayer por la tarde en su residencia de Villanueva de la Cañada (Madrid) a la ex presidenta argentina María Estela Martínez de Perón, de 75 años, acusada del secuestro y desaparición de un opositor en 1976. La detención de la viuda del tres veces presidente de Argentina Juan Domingo Perón fue ejecutada a las 20.15 por agentes de Interpol. Dos horas y media después de ser arrestada, el juez Juan del Olmo puso a Isabelita Perón en libertad provisional, con obligación de comparecer cada 15 días, en atención a su avanzada edad, su estado de salud y a que no hay riesgo de fuga.

Más información

La detención de quien fuera presidenta de Argentina entre 1974 y 1976 ha sido dictada por el juez Héctor Acosta -titular del juzgado federal de San Rafael, en la provincia de Mendoza-, que pretende determinar la responsabilidad de la viuda de Perón en la firma de tres decretos que ordenaban a las Fuerzas Armadas "aniquilar" a las organizaciones guerrilleras que sembraban la violencia durante la década de los setenta. En concreto se investiga su supuesta participación en el secuestro y desaparición de Héctor Fagetti Gallego, tras su detención el 25 de febrero de 1976.

La orden de detención fue cursada a través de Interpol-Buenos Aires, que la envió a la sede de este organismo policial en Lyón, que a su vez la remitió ayer por la tarde a sus oficinas en Madrid. Un grupo de agentes partió hasta la casa de la ex presidenta, situada en la calle del Valle de Ulzama, número 16, en una zona residencial de Villanueva de la Cañada, a unos 40 kilómetros de Madrid capital.

Los agentes de Interpol de la Comisaría General de Policía Judicial que acudieron a formalizar la detención se toparon en el interior del chalé, según las fuentes consultadas, con un abogado y una persona que dijo ser representante de Martínez de Perón, así como familiares de la ex presidenta. Una vez ejecutada la detención a las 20.15, la ex presidenta fue conducida a la Audiencia Nacional a fin de iniciar los trámites para su extradición. Anoche se encontraba de guardia el juez Juan del Olmo, titular del Juzgado Central de Instrucción número 6.

Escaso riesgo de fuga

La ex presidenta llegó sobre las nueve de la noche a la Audiencia Nacional, acompañada de una asistenta personal. Cerca de las 22.30, el juez Del Olmo, tras informarle de los motivos de la detención y de que había sido practicada a efectos de extradición, decretó la puesta en libertad provisional de Isabelita Perón, a la que le ha impuesto la obligación de personarse en los juzgados cada 15 días. La fiscalía había pedido una situación de prisión atenuada, según fuentes de la Audiencia. Del Olmo tomo esa decisión en atención a la avanzada edad de la mujer, su estado de salud (recibe medicación psiquiátrica), a que es de nacionalidad española (y también argentina) y al escaso riesgo de fuga.

También se ha tenido en cuenta, según las fuentes consultadas, el hecho de que los cargos de los que se le acusa tienen una antigüedad de 30 años por lo que, salvo que sean considerados de lesa humanidad, podrían haber prescrito. No obstante, la ex presidenta fue fichada, fotografiada de frente y de perfil con número de orden e imprimió con tinta las huellas de los diez dedos de sus manos.

Inmediatamente se iniciarán los trámites de extradición, a lo que la mujer se ha negado. Ahora se abrirá un plazo de 40 días para que pueda presentar alegaciones. Las fuentes consultadas indican que puede surgir el siguiente problema: dado que la mujer tiene la doble nacionalidad argentina y española, es posible se acoja esta última para evitar su entrega, dado que la justicia argentina suele negarse a entregar a sus nacionales a otros países. Por ello habrá que determinar si existe reciprocidad en las entregas de detenidos entre España y Argentina.

La ex presidenta, que reside en España desde 1981, había vivido hasta hace unos años en la imponente quinta 17 de Octubre, en la lujosa urbanización Puerta de Hierro. Pero esa casa, como otras posesiones y bienes, están en litigio desde hace cinco años en un juzgado de Móstoles (localidad de Madrid que es cabeza de partido judicial de Villanueva de la Cañada). La Fundación por la Paz y la Amistad de los Pueblos (Funpaz) le reclama 7.758.747 dólares, más los intereses generados, al considerarse beneficiaria de parte del legado del presidente fallecido.

La causa por la que ha sido detenida Isabelita Perón es paralela a la que sigue en Buenos Aires el magistrado federal Norberto Oyarbide, que investiga los crímenes cometidos por la banda policial ultraderechista Asociación Anticomunista Argentina (Triple A) en el último Gobierno de Juan Domingo Perón y en el de su sucesora.

El 28 de diciembre fue detenido en un humilde barrio de Torrent (Valencia) ex subcomisario de la Policía Federal Rodolfo Eduardo Almirón, de 70 años, considerado el jefe militar de la Triple A, a la que se le atribuyen unos 1.500 asesinatos en democracia. Almirón, acusado de crímenes de lesa humanidad, asociación ilícita y doble homicidio, también está pendiente en la cárcel de su extradición a Argentina. Aunque las causas son distintas, la prensa argentina no descarta que el juez Oyarbide ordene la detención o el interrogatorio de Maria Estela Martínez de Perón sobre los asesinatos de la Triple A.

Isabel Perón deja anoche la Audiencia Nacional después de que el juez decretase su libertad provisional
Isabel Perón deja anoche la Audiencia Nacional después de que el juez decretase su libertad provisionalREUTERS

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 12 de enero de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50