Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El deber de maltratar a los gansos

Los productores franceses exigen la retirada de la denominación a un 'foie-gras' extremeño obtenido sin cebar a las ocas

Los productores franceses de foie-gras exigen maltratar a los gansos. Exigen cebarlos a través con un embudo para que su hígado engorde antes de sacrificarlo y obtener de él el delicioso hígado. No les gusta que una empresa de Fuente de Cantos (Badajoz), la Patería de Sousa, haya logrado un foie sin cebar a los animales artificialmente. Y les gusta aún menos que el prestigioso Salón Internacional de la Alimentación de París (SIAL) lo premiase hace dos meses con el premio Coups de Coeur (golpes de corazón) a la innovación. Por todo, han pedido que no se le pueda llamar foie-gras. ¡Pero qué va a ser esto, hombre!.

El presidente de la Patería de Sousa, Eduardo Sousa, se mostró ayer irónicamente comprensivo: "Es normal que hayan pedido la retirada, porque tienen miedo. Nuestros gansos se crían en libertad y ganamos premios en París, donde el jurado les dio un tirón de orejas porque demostramos que se puede hacer buen foie sin maltratar a los animales". La lata de 90 gramos cuesta 23 euros.

Sousa explica que la empresa, dedicada desde 1812 a fabricar patés, cría los gansos africanos en libertad: "Cuando se preparan para la migración ellos se ceban solos para aguantar el viaje. Es entonces cuando los sacrificamos". El invento no es tal. Así se obtenía el hígado graso hasta que los egipcios optaron por cebarlos artificialmente. La técnica, perfeccionada en Francia, consiste en "obligar al animal a ingerir varias veces al día y en pocos segundos una enorme cantidad de grano, mediante un tubo metálico que se introduce por la garganta hasta el estómago", según la enciclopedia wikipedia.

La secretaria general del Comité Interprofesional de Palmípedos de Foie-Gras, Marie-Pierre Pée, exigió ayer que el producto de Sousa no se pueda vender con el nombre de foie-gras, ya que "el foie-gras está estrictamente definido como un producto de un animal engordado por cebado", según Efe. Sousa, que tiene vendida su producción a El Corte Inglés, se defiende: "El foie-gras es el hígado graso, que es lo que vendemos. Muchos países van a prohibir el cebado y temen por sus ventas". La pequeña empresa extremeña puso en jaque a la industria del foie de Francia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de diciembre de 2006