La archidiócesis de Los Ángeles zanja 45 casos de abusos con 45 millones de euros

Aunque no es el mayor ni el primer acuerdo en la archidiócesis católica de Los Ángeles (California), el compromiso al que llegó ayer con 45 personas que sufrieron abusos sexuales por parte de sacerdotes proporciona a cada uno de los afectados la mayor cuantía económica pagada hasta ahora por la Iglesia de Estados Unidos. La indemnización asciende a 60 millones de dólares (45 millones de euros).

El cardenal de esa archidiócesis, Roger Mahony, anunció el acuerdo "con la esperanza de que el esfuerzo contribuya a la superación y la reconciliación". Mahony, criticado por haber ignorado decenas de denuncias de abusos hasta que se convirtieron en una cascada judicial imparable, aseguró en un comunicado al diario norteamericano Los Angeles Times que reza "para que el acuerdo con este grupo inicial de afectados ayude a las víctimas a seguir adelante con sus vidas y a construir un futuro más brillante para ellos y para sus familias".

La archidiócesis de Los Ángeles es la mayor de Estados Unidos y la que más denuncias tiene todavía pendientes de resolver. Los 60 millones de dólares que se repartirán los 45 afectados anticipan un enorme desembolso si las autoridades eclesiásticas aplican el mismo baremo para cerrar los más de 500 casos que todavía siguen su trámite judicial en esa archidiócesis.

Los 45 casos cerrados ayer respondían a abusos sexuales cometidos por 22 sacerdotes; algunos de los incidentes se remontaban al año 1930. De los 60 millones de dólares pactados, 40 millones saldrán de los fondos de la archidiócesis y los 20 millones restantes de compañías aseguradoras y donaciones de órdenes religiosas.

180 sacerdotes implicados

El acuerdo es el primero que acepta el cardenal Roger Mahony, acusado de haber ocultado denuncias contra sacerdotes de su diócesis y de haberlas resuelto con el traslado de los implicados a otras parroquias. Las más de 450 denuncias que siguen su curso en esa archidiócesis afectan a más de 180 sacerdotes denunciados por los abusos.

La Iglesia católica de Estados Unidos ha pagado ya más de 1.500 millones de dólares (1.125 millones de euros) en acuerdos judiciales con víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes. Al menos cuatro diócesis (Arizona, Washington, Oregón y Iowa) se han declarado en bancarrota para blindarse ante las demandas.

En 2004, la diócesis de Orange, también en California, pagó la mayor indemnización registrada hasta ahora: 100 millones de dólares (75 millones de euros) para dar por zanjados 90 casos de abusos. Massachusetts y California son los dos Estados con mayor número de denuncias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50