_
_
_
_

EE UU retira las sanciones a Rusia por la venta de armas a Irán

Washington y Moscú firman el acuerdo para el ingreso de los rusos en la OMC

Estados Unidos levantó ayer las sanciones al fabricante estatal de aviones ruso Sujoi, que había sido acusado por Washington de proporcionar equipos a Irán que podrían ser utilizados para fabricar armas de destrucción masiva. El anuncio -realizado en Hanoi en el marco del foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), que finalizó ayer- se produjo poco después de la firma de un acuerdo entre Washington y Moscú, que abre la puerta al ingreso de Rusia en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

"Bush dijo que, tras haber sido realizadas investigaciones adicionales del problema, se había decidido levantar las sanciones a Sujoi", declaró Serguéi Lavrov, ministro de Asuntos Exteriores ruso. Lavrov había señalado anteriormente que la penalización estadounidense amenazaba la cooperación con sociedades norteamericanas en aviación civil. Boeing y Sujoi tienen un proyecto para desarrollar un avión de cerca de 100 plazas, cuya producción debe comenzar en 2008.

Washington castigó, en agosto pasado, a siete empresas de Rusia, India, Corea del Norte y Cuba por romper las restricciones comerciales impuestas a Irán, y prohibió a las compañías estadounidenses hacer negocios con ellas.

Rusia es la única entre las grandes economías del mundo que aún no pertenece a la OMC, pero el camino está más cerca después del acuerdo rubricado ayer. El pacto tiene que ser ratificado ahora por los órganos legislativos de ambos países y Moscú tiene que completar un acuerdo multilateral con el conjunto de la OMC. El proceso podría llevar siete u ocho meses.

Los mandatarios de los 21 países y regiones de APEC mostraron su "profunda preocupación" por la prueba nuclear realizada por Pyongyang el pasado 9 de octubre, que calificaron de "clara amenaza para la paz", y manifestaron la necesidad de que las sanciones impuestas por la ONU a Corea del Norte tras el ensayo sean implementadas en su totalidad. También exigieron "pasos concretos y efectivos" para lograr que el Norte abandone su programa atómico. Pero las diferencias entre los miembros impidieron que la condena formara parte de la declaración final del foro como pretendía el presidente estadounidense, George W. Bush. Y se quedó en una comunicación oral. El comunicado

compuesto tan sólo por cinco frases, fue un delicado equilibrio de posiciones. "APEC es un grupo, y debíamos alcanzar un compromiso", explica Le Dzung, director general de Información del Ministerio de Exteriores de Vietnam. Washington y Tokio querían lanzar un fuerte mensaje escrito en Hanoi, pero Pekín y otros países del sureste asiático se opusieron.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Las conclusiones globales de la cumbre hacen un llamamiento para reactivar la llamada Ronda de Doha sobre la liberalización del comercio mundial, que fue objeto el sábado de una declaración especial, y expresan el fuerte compromiso de los miembros para promover la integración económica y transformar la región "a largo plazo" en una zona de libre comercio. "Si la Ronda de Doha fracasa, este proyecto podría convertirse en objeto de negociación en los próximos cinco años", afirma Gary Hufbauer, del Peterson Institute for International Economics, con sede en Washington.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_