Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grass asegura que lleva "en la frente la marca de Caín de las SS"

"Soy consciente de las llagas lacerantes que las siglas SS abren en los recuerdos de muchos de los habitantes de Israel y, por ese motivo, yo llevaré de ahora en adelante, hasta el fin de mis días, sobre la frente la marca de Caín de la doble ese". Estas palabras son parte de la carta enviada en octubre por el escritor alemán Günter Grass a la Universidad de Netania, en Israel. Este centro anuló la entrega de un doctorado honoris causa al Nobel de Literatura después de que éste reconociera públicamente el verano pasado que fue miembro de las Waffen SS a los 17 años.

La carta fue publicada ayer -a petición de la universidad y con el consentimiento de Grass- por el diario israelí Haaretz. Grass solicita en ella a las autoridades académicas que no sólo le juzguen por aquel episodio. "Desearía simplemente pedir que el conjunto de mi vida, rica en resonancias desde mis 17 años, y el conjunto de mi obra, en tanto escritor, artista y ciudadano comprometido con su país, se tome en consideración como contrapartida", escribe.

La carta ha sido difundida, precisamente, en una fecha señalada para los judíos y para los alemanes. Ayer, 9 de noviembre, se conmemoraba el 68º aniversario de la Noche de los Cristales Rotos y el 17º aniversario de la caída del muro de Berlín.

El autor de Pelando la cebolla reitera los argumentos que ha dado en los últimos meses. "Era joven y no había intentado hacerme preguntas. En lugar de eso, creí ciegamente que Alemania, hasta su capitulación incondicional, tenía razones para hacer la guerra. Y es así que yo también seguí el camino de centenares de miles de alemanes de mi edad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de noviembre de 2006