Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alquiler medio de un piso en Barcelona alcanza los 840 euros mensuales

Los catalanes han suscrito este año 129.194 hipotecas por más de 21.000 millones

Vivir bajo techado cada día es más caro. El precio medio de una vivienda de alquiler en Cataluña ha alcanzado ya 750 euros al mes, pero en Barcelona esa cifra llega a 840 euros. Y el mercado crece. Este año ha subido el 10%. La otra opción es el endeudamiento de por vida. Los catalanes han suscrito, en los primeros seis meses de este año, 129.194 hipotecas, por un importe medio de 164.696 euros, lo que significa que han contraído deudas por una suma global que supera los 21.000 millones de euros (más de 3,5 billones de pesetas).

La oferta de pisos sigue siendo firme. Así se recoge en el informe semestral sobre la vivienda en Cataluña elaborado por el Departamento de Medio Ambiente y Vivienda. Las cifras son apabullantes. El crecimiento de la economía catalana ha sido este año del 3,5%, pero la construcción aumenta el 5,4% y el sector específico de las edificaciones residenciales (vivienda) alcanza el 7,5%.

Si en vez de una fase tan corta como el primer semestre, se analiza un periodo más amplio, 1998-2006, inusualmente largo de bonanza, según el propio informe, las cifras marean. El sector de la vivienda creció el triple que el PIB. Si el crecimiento de la economía fue del 22,1%, el del sector de la construcción de pisos lo hizo en el 91,7%.

Así las cosas y pese a la reiterada amenaza de que un día pueda pinchar la burbuja inmobiliaria, lo cierto es que el número de viviendas iniciadas entre enero y junio suponen un cifra récord: 62.769. El crecimiento del sector en los seis primeros meses de este año ha sido del 17,6%, por encima del 15,1% del mismo periodo de 2005. Bien es verdad que no es el mismo el ritmo de viviendas terminadas, que ha crecido también pero sólo el 0,9%.

El sector que menos se ha significado en la construcción es el de las poblaciones turísticas. No es que no crezca, lo hace al 9,1%, pero queda lejos del 39,6% de las comarcas del interior o del 14,5% de las poblaciones del área metropolitana.

Por provincias, Tarragona es la que figura en la cola. Crece apenas el 3,9% frente al 18,2% de Barcelona; el 24,6% de Girona y el 35,3% de Lleida.

El aumento de la construcción de viviendas tiene su correlato en un incremento de las transacciones. Las hipotecas también establecieron una cifra récord: 129.194, siempre en los seis primeros meses del año. La cifra supone un incremento del 11,6% respecto al mismo periodo del año anterior. Pero si se toma en cuenta la cantidad tomada en préstamo, el porcentaje es mucho mayor porque también han aumentado los precios de las viviendas. El resultado es que los catalanes se endeudaron por 21.277 millones de euros, el 31,8% más que en el primer semestre del año anterior y casi tanto como en todo el año 2004, cuando las hipotecas formalizadas en los 12 meses sumaron 26.611 millones de euros. En ese año, la hipoteca media fue de 125.685 euros. Este año esa cantidad ha subido hasta 164.696 euros.

Sube el precio de venta, suben las hipotecas, suben los tipos de interés y suben los alquileres. En todos los sentidos. Aumentó el 10% el número de contratos de alquiler formalizados en Cataluña: un total de 28.129 nuevos. Pero el aumento de los precios fue, una vez más, por delante de esa cifra, hasta alcanzar el 12,4%. Esto hace que el alquiler medio en Cataluña se haya situado en 750 euros. En Barcelona se llega a 840 euros mensuales. En el área metropolitana, la cifra baja ligeramente, pero sigue por encima de la media catalana, 785 euros al mes, con un aumento en estos meses del 13,9%. Sólo fuera el ámbito metropolitano los alquileres quedan por debajo de la media y se sitúan en 520 euros mensuales.

La única población donde se han registrado menos contratos de alquiler este año que el pasado es L'Hospitalet, donde cayeron el 5,2%, mientras que en Santa Coloma de Gramenet no bajaron pero tampoco crecieron. En cambio, el porcentaje de alquileres creció de modo notable en Lleida (24%), Manresa (21,5%), Badalona (21,3%) y Girona (19,2%).

En la ciudad de Barcelona hay distritos donde cae el número de contratos. Entre ellos, Les Corts (17,9% menos) y Horta (6,7% menos). En cambio, crecen los contratos en Nou Barris (13,5%), Sant Andreu (9,9%) y Sant Martí (5,2%).

El informe incorpora una encuesta de opinión entre los profesionales del sector que ha permitido detectar una ligera caída de la demanda en los pisos de precio inferior a 150.000 euros y en los de más de 330.000. Si se tiene en cuenta el tamaño, bajan más los de 90 metros cuadrados ya que la demanda se concentra en los que tienen entre 70 y 90 metros cuadrados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de octubre de 2006