_
_
_
_
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

La elección

Nació como niño número 6.000, y le tocó. La estadística, testaruda, dio en el clavo. Una carita preciosa y un futuro corto, duro y marcado por una enfermedad sin cura, la distrofia de Duchenne. Muchos rezos, apoyo bíblico y recordatorios del santo Job, pero con el sufrimiento a cuestas, los padres, en este mundo tan episcopal, han de militar en el mismo bando de los que vetan a la manipulación de embriones como método para buscar alternativas terapéuticas. En un mundo sin presiones religiosas se puede evitar, pero es necesario enfrentarse a viejos y nuevos obstáculos: una fecundación in vitro, un desarrollo embrionario dirigido, y, según dicen algunos, enmendar a Dios seleccionando sólo los embriones sanos.

Todo ello con una de dos posibles finalidades: evitar el sufrimiento y contribuir a la felicidad de las personas o, por el contrario, tocarle las narices a monseñor Cañizares entre otros. Ustedes deberán escoger la opción correcta.

Para los creyentes de corazón es un momento de júbilo en el patio de las almas porque darán vida a un ser con todas las posibilidades de ser feliz que, por poder, hasta podría ser obispo. Para los no tan creyentes, ciencia bien aplicada y enhorabuena al hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_