Los sordos catalanes piden una lengua de signos propia

La Plataforma para los Derechos Lingüísticos y Culturales de los Usuarios de la Lengua de Signos Catalana y los partidos políticos catalanes pidieron ayer que el proyecto de ley de las lenguas de signos, las utilizadas por los sordos, tenga en cuenta las particularidades catalanas de la citada lengua. Representantes de la plataforma y del PSC, CiU, ERC e IC-V demandaron ayer que, al igual que sucede en otros países con varias lenguas -el caso de Bélgica con el francés y el valón, o de Irlanda con el inglés y el gaélico- en España el catalán tenga su propia lengua de signos reconocida y protegida.

La lengua de signos castellana y la catalana son diferentes. Si la ley no tiene en cuenta esta particular lengua de signos catalana, ésta acabará desapareciendo. En el acto de presentación de la petición, representantes de la plataforma pusieron como ejemplo del choque de las dos lenguas que en la misma campaña del Estatuto, la publicidad para sordos estaba subtitulada en catalán, pero la lengua de signos utilizaba el castellano.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS