El aumento del precio del dinero

El BCE eleva los tipos al 2,75% para detener la inflación provocada por el crudo

El presidente del Banco Central cree que los precios subirán más y se frenará levemente el crecimiento

Por primera vez, el Banco Central Europeo (BCE) reconoce que la continua subida del petróleo puede frenar la economía. El crudo ha subido un 20% en lo que va de año y se ha traducido en subidas generales de los precios en Europa. Esta circunstancia justificó ayer a Jean-Claude Trichet, presidente del BCE, para subir 0,25 puntos el tipo oficial del dinero, que ahora queda en el 2,75%. Ayer, el Consejo de Gobierno del BCE se reunió en Madrid por segunda vez en su historia. Es la primera vez que el órgano que decide la política monetaria en la zona euro aprueba una subida de tipos en una cita que celebra fuera de su sede, Francfort. Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo, y Joaquín Almunia, comisario europeo de Asuntos Económicos, asistieron a la reunión.

Más información
Stiglitz augura que el alza del precio del dinero afectará a los mercados
Subida en Madrid
El temor a una desaceleración arrastra las Bolsas de todo el mundo a la baja
Sede del euro por un día
La hipoteca media sube casi 1.000 euros al año

"Esta decisión refleja los riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo", declaró Trichet. Con todo, precisó que los tipos de la zona euro "están aún situados en niveles históricamente bajos, la liquidez sigue siendo abundante". El Banco de Inglaterra no movió ayer sus tipos y los dejó en el 4,5%.

Trichet recalcó que el BCE seguirá realizando un "atento seguimiento" de la evolución de los precios, el crecimiento de la cantidad de dinero y la expansión del crédito "para garantizar la estabilidad de precios a medio y largo plazo". El presidente del BCE reconoció que el Consejo debatió la posibilidad de que la subida fuera de 0,5, pero que se inclinaron por 0,25 puntos por "abrumadora" mayoría. También afirmó que el tipo de cambio del euro frente al dólar -se ha apreciado un 7% en el año- es uno de los factores que analiza el Consejo. También dijo que se contempla la volatilidad que están experimentando las Bolsas, aunque afirmó que los mercados habían infravalorado los riesgos existentes y que los descensos que están experimentando son una "corrección normal". Sobre la fusión entre la Bolsa de Nueva York y las cuatro europeas integradas en Euronext, afirmó que, personalmente, preferiría una "opción europea" a otra "externa".

Evolución de los precios

Lo que dejó bien claro es que la subida de ayer no será ni mucho menos la última del año. Los riesgos para la evolución de los precios "siguen apuntando al alza e incluyen subidas de los precios del petróleo; la transmisión de estos incrementos a los precios del consumo, más acusada de lo previsto hasta ahora; aumentos de los impuestos indirectos y, lo que es más importante, mayor subida de los salarios, debido al crudo".

De hecho, el BCE ha retocado sus previsiones de crecimiento del PIB real para 2007 "ligeramente a la baja", hasta una franja de entre el 1,3% y el 2,3%, como reflejo del encarecimiento del petróleo. Las cifras para este año (entre el 1,8% y el 2,4%) no han sido modificadas. Por el mismo motivo, el BCE ha aumentado sus expectativas de inflación anual media, medida en función del Índice Armonizado de Precios al Consumo (IAPC): entre el 2,1% y el 2,5% este año y entre el 1,6% y el 2,8% en 2007.

Preguntado por la diferente inflación dentro de la zona euro, en donde destaca España con el 4,2%, Trichet hizo un llamamiento para que los países corrijan la situación. "Es falso que tener tipos de interés más bajos que la inflación sea positivo para una economía", señaló. En su opinión, si una empresa que esté en un país con tipos reales negativos hiciera un cálculo global entre lo que gana por un lado y lo que pierde por falta de competitividad, "las desventajas son mucho mayores".

El gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, también intervino en la rueda de prensa para responder preguntas de los periodistas. El responsable de la supervisión en España reconoció que la subida de tipos puede complicar la situación de los ciudadanos hipotecados, en un 90%, a tipo de interés variable.

Caruana afirmó que le preocupa más cómo afrontarán los consumidores la subida de los tipos de interés y de los precios de la vivienda que cómo asumirán los bancos el exceso de hipotecas en España. El gobernador señaló que los precios de la vivienda en España "se están moderando un poco, ya que han pasado de incrementos del 17%, al 14% y al 12% en los últimos tres años". No obstante, apuntó que "no está claro" que haya bajado la actividad en la construcción o en el crédito hipotecario, y eso puede suponer un riesgo para la economía. El gobernador español reconoció que la sobrevaloración de los precios de la vivienda "podría modificarse", aunque no supondría en ningún caso "una corrección abrupta".

Jean-Claude Trichet se ajusta la corbata para la foto de familia junto a Jaime Caruana (a la izquierda) y Joaquín Almunia (a la derecha), entre otros.
Jean-Claude Trichet se ajusta la corbata para la foto de familia junto a Jaime Caruana (a la izquierda) y Joaquín Almunia (a la derecha), entre otros.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS