Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Telefónica no teme perder la red

La operadora sufre los riesgos reguladores porque está presente en todo el subcontinente

Telefónica está presente en la práctica totalidad de los países latinoamericanos, y por tanto, si hay una empresa que está dispuesta a asumir riesgos ésa es la multinacional presidida por César Alierta.

En esos países, el grupo de telecomunicaciones es el primer o segundo operador, bien porque heredó los antiguos monopolios en las privatizaciones o por adquisiciones como las filiales celulares de BellSouth. Así que como operador dominante tiene una dependencia extrema del regulador y de la normativa en cada país.

Con todo, el efecto Morales no preocupa excesivamente a la operadora española, que recuerda que su negocio no tiene nada que ver con el de las petroleras. No hay ningún peligro -al menos a corto plazo- de que ningún Gobierno nacionalice las redes, ni fijas ni móviles, propiedad de Telefónica. De hecho, cuando las compañías eran públicas, el índice de penetración (líneas por habitante) era muy escaso, y la calidad del servicio, tercermundista.

Latinoamérica representa el 20% de los ingresos del grupo. En 2005, la aportación del continente ascendió a 8.265,5 millones de euros

Por eso, el principal peligro es el riesgo tarifario. Telefónica no está virgen en estas lides. Actualmente mantiene abiertos conflictos con los reguladores de Argentina, Brasil, Chile, Perú y México.

El ejemplo a seguir puede ser el argentino. Tras el decreto de pesificación y la congelación de tarifas decretada por el Gobierno del país rioplatense, Telefónica sostuvo un duro pulso con las autoridades del país que luego ha reconducido hacia el acuerdo.

El Gobierno de Néstor Kirchner y Telefónica cerraron el año pasado un acuerdo sobre las tarifas y la reactivación de un plan de inversiones en el país suramericano que dio pie a la sus- pensión temporal de la demanda presentada contra el Estado argentino ante el Tribunal de Arbitraje del Banco Mundial (CIADI).

Latinoamérica representa el 20% de los ingresos del grupo. En 2005, la aportación del continente ascendió a 8.265,5 millones, un 22,5% más que en el mismo periodo del año anterior. Pero aún más importante que el creciente peso en las cuentas de la operadora está el potencial de crecimiento. Los beneficios de las filiales de telefonía fija en 2005 crecieron un 46,7%. En cuanto a la telefonía móvil, que recaba gran parte del esfuerzo inversor de todo el grupo, Latinoamérica reporta ya el 50,2% de los ingresos de la operadora de telefonía móvil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de mayo de 2006