Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una verdadera cata a ciegas

Viña Real, en Laguardia, es la primera bodega que ofrece la posibilidad de realizar visitas guiadas para invidentes

Una cosa es catar el vino y otra poder disfrutar del complejo mundo que encierra su elaboración en la bodega, un placer apto sólo para aquellas personas que no sufren ninguna discapacidad. Al fin y al cabo, las bodegas eran hasta hace pocos años un lugar reservado a sus propietarios y trabajadores, y a algún invitado especial de los primeros. Pero las cosas están cambiando. Bodegas Baigorri en Samaniego (Álava) fue pionera en establecer un itinerario paralelo al de los trabajadores, que también se podía recorrer en silla de ruedas. El Museo del Vino Dinastía Vivanco (Briones, La Rioja) lo fue en establecer unas indicaciones para ciegos. Y ahora la bodega Viña Real de CVNE (Compañía Vinícola del Norte de España) ha dado un paso que combina las propuestas de Baigorri y Vivanco, con una señalización especial para invidentes.

Las bodegas están ampliando su oferta de visitas a personas con discapacidades

Desde la entrada a sus instalaciones en Laguardia, Viña Real ya anuncia a las personas ciegas y con discapacidad visual que cuenta con una completa visita adaptada a sus necesidades en la bodega más vanguardista de CVNE, diseño del arquitecto francés Philip Maziéres. Se les presenta una gran placa elaborada en aluminio en la que, junto a un texto explicativo en braille ("De muy buena calidad, con un relieve muy suave", tal y como confirmó el delegado de la ONCE en La Rioja, Andrés Martínez, en una reciente visita), se ofrece un plano en relieve de la bodega.

"Una bodega no sólo es un asunto visual, también es un mundo de sensaciones olfativas y táctiles", explicó el enólogo de CVNE, José María Ryan. Por ello, además de esa información en braille en cada sala y de distintos relieves, a los invidentes se ofrece que toquen, que aprecien por el tacto y por el olfato todos los detalles de la bodega: la rugosidad de los depósitos de hormigón, la ligera aspereza de la barrica, el olor de la madera de roble y, por supuesto, el del vino.

CVNE ha trabajado para conocer cuáles eran las condiciones necesarias para poder adaptar Viña Real a este propósito y hacer realidad así este proyecto. El primer paso ha sido el estudio de las instalaciones y la detección de las necesidades básicas de accesibilidad y señalización que requerían. Para ello, se ha contado con el asesoramiento de la empresa DUE Braille, homologada por la ONCE, que se ha encargado de la señalización básica.

Esta iniciativa se ha llevado a cabo con la colaboración de la Fundación Kalitatea. Esta entidad tiene por objeto impulsar, promover y desarrollar los productos agroalimentarios de calidad de Euskadi a través de mecanismos que sirvan para su puesta en valor y sean diferenciados y apreciados en el mercado, a fin de conseguir un diferencial competitivo con ello. La Fundación Kalitatea ha considerado que la promoción de los vinos de la Rioja Alavesa entre el colectivo de invidentes o personas con discapacidad visual es un proyecto muy interesante y que encaja perfectamente en su fin fundacional.

Esta iniciativa no coge por sorpresa a otras ofertas de ecoturismo, como la Ruta del Vino de Rioja Alavesa (www.rutadelvinoderiojaalavesa.com) que ofrece las visitas guiadas a 31 bodegas. Entre ellas se encuentra Baigorri, en Samaniego, obra del arquitecto Iñaki Aspiazu. Sus instalaciones cuentan con un ascensor mediante el que las personas que acuden en sillas de ruedas pueden salvar el desnivel que suponen los cinco pisos que tiene el complejo para poder elaborar el vino sólo con la ayuda de la gravedad.

Viña Real está abierta al público de martes a domingo todo el año excepto en agosto; por las mañanas, de 11:00 a 14:00 y por las tardes, de 16:00 a 19:30 horas. En ella se pueden concertar visitas organizadas todos los días (de martes a domingo) a las 11:30, 13:00 y 16:30.

También existe la posibilidad de organizar una cata solicitándolo previamente; no obstante, después de cada visita se cata un vino de Viña Real.

Tanto las visitas como las comidas deben ser concertadas previamente llamando a los teléfonos (+34) 941-304 809 o (+34) 945 625 255 o dirigiendo un correo electrónico a la dirección marketing@cvne.com

Visitas a la bodega

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de mayo de 2006