Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE propone el fin de la "esclavitud" de los grandes simios

El diputado verde Francisco Garrido pide que se prohíba investigar con estos animales

Acabar con la "esclavitud" de los grandes simios; eliminar su maltrato, su comercio, su uso en investigación o con fines lucrativos (circos, laboratorios); proteger su medio ambiente, y liberar a los que están enjaulados; en estos puntos resume el diputado verde Francisco Garrido, integrado en el PSOE, la proposición no de ley sobre la protección de chimpancés, orangutanes, gorilas y bonobos que ha presentado y que empezará a debatir hoy el Congreso.

"El exceso de progresismo lleva al ridículo", sostiene el arzobispo de Pamplona

Los encargados de convencer a los diputados de que hace falta una reglamentación especial para estos animales -los más cercanos genéticamente al ser humano- serán los representantes del movimiento internacional Proyecto Gran Simio en España: Joaquín Araújo y Pedro Pozas. La idea es "proteger del maltrato y la muerte a estos compañeros genéticos de la humanidad", según se afirma en la explicación de motivos de la proposición que Garrido presentó en septiembre.

"Si se aprueba la proposición no de ley, el Gobierno se comprometerá a proteger el hábitat de estas especies -sobre todo, los bosques primarios de África y Asia- que están en peligro de extinción; eliminar el maltrato y el comercio internacional y la investigación, y reconocer cierto principio de autonomía derivado de la similitud genética y etiológica con la especie humana", afirma el diputado. Ello implica "no recluirlos en jaulas ni zoológicos", insiste Garrido.

Aspecto como el de que no se usen en la investigación ya está, en la práctica, reconocido. Trabajar con grandes simios es más costoso que hacerlo con monos más pequeños, que se reproducen más fácilmente y que son más manejables.

La idea de dar un trato especial a estos animales y no a otros no es nueva. Garrido defiende la peculiaridad de los grandes simios, capaces de elaborar un lenguaje, de transmitirse conocimientos o de elaborar proyectos comunes. "La cruel realidad de nuestro trato con ellos está poniendo en peligro su supervivencia", afirma el texto presentado en el Congreso. Por eso se "insta al Gobierno a declarar su adhesión al Proyecto Gran Simio y a emprender las acciones necesarias en los foros y organismos internacionales para la protección de los grandes simios frente al maltrato, la esclavitud, la tortura, la muerte y la extinción", se afirma en la proposición.

Aparte de los aspectos ya mencionados, ello incluiría la liberación de los animales encerrados en reservas donde puedan pasar sus últimos días o reproducirse. En el mundo ya existen algunos de estos espacios protegidos. Hay que tener en cuenta que precisamente por ser animales que necesitan un largo periodo de aprendizaje, muchos de ellos, criados en cautividad, no serían capaces de sobrevivir en un medio salvaje.

El Proyecto Gran Simio (www.proyectogransimio.org) es una iniciativa que comenzó hace ocho años. La reciente secuenciación del genoma del chimpancé, común en un 99% con el humano, ha dado nuevos argumentos a estos defensores de tratar de una manera especial a estos animales. Según Garrido, la propuesta ha sido acordada con el Ministerio de Medio Ambiente.

Pero no todos están de acuerdo. El arzobispo de Pamplona y Tudela, Fernando Sebastián, afirmó ayer que "el exceso de progresismo lleva al ridículo", y lamenta que se reconozca a los monos lo que se niega a los embriones, informa Europa Press. La nueva presidenta de la sección española de Amnistía Internacional, Delia Padrón, mostró su "sorpresa" por que se luche por lograr los "derechos humanos" de los simios "cuando, hoy por hoy, no se les reconocen a muchas personas", indica Servimedia.

Garrido niega que se trate de "dar derechos humanos a los animales", y afirma que esa interpretación se debe "a una mala traducción de la web del Proyecto Gran Simio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de abril de 2006