Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Fonseca analiza el papel de las milicianas a través de Rosario Dinamitera

"Rosario, dinamitera, / sobre tu mano bonita / celebra la dinamita / sus atributos de fiera". Así empieza el poema que Miguel Hernández dedicó a Rosario Sánchez Mora cuando perdió su mano derecha al estallarle una bomba que iba a lanzar contra las tropas franquistas.

Sobre aquella joven, que a sus 86 años vive en Madrid, el periodista Carlos Fonseca ha escrito Rosario Dinamitera. Una mujer en el frente (Temas de Hoy). "Al estallar la guerra, cientos de mujeres se involucraron en la lucha armada para defender los derechos sociales y políticos que habían conseguido durante la Segunda República; la figura de la miliciana se convirtió en un símbolo de la lucha por la libertad y algunas combatieron en los principales frentes de la contienda", dice Fonseca. Una fue Rosario, quien conserva una excelente memoria que ha puesto al servicio de Fonseca, quien ya consiguió un importante éxito con la publicación de Trece rosas rojas (Temas de Hoy), libro que narra los fusilamientos de 13 jovencísimas mujeres fusiladas en 1939 y cuya historia ha sido llevada a escena por el grupo Arrieritos y Martínez Lázaro tiene previsto llevar al cine.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de marzo de 2006