El pacto de la ley de Suelo esperará otra semana

El Departamento de Vivienda y el PSE mantendrán la próxima semana sus últimas reuniones para alcanzar un acuerdo básico sobre el proyecto de ley de Suelo. Ambas partes consideran que el pacto es sólo una cuestión de días. El propio titular de Vivienda, Javier Madrazo, expresó ayer su confianza en que se cierre este mismo mes. Sin embargo, Madrazo puntualizó que la negociación no ha finalizado todavía y que aún quedan aspectos "importantes" en los que hay que aproximar posturas.

Según Madrazo, el proceso de negociación abierto con los socialistas se encuentra bien "orientado" y recordó que Euskadi necesita una norma progresista que ayude a resolver el grave problema de la vivienda, que padecen de manera especial los jóvenes.

Por su parte, los socialistas también se muestran optimistas con un desenlace para la próxima semana, pero también se aferran a la "prudencia y la discreción" para no echar por tierra los progresos hechos durante la negociación.

Las reivindicaciones socialistas se resumen en tres: potenciación de la vivienda tasada, que los municipios tengan más autonomía para aprobar el planeamiento urbanístico por su cuenta, sin tener que depender de las diputaciones y que no desaparezca el sistema de compensación para los dueños de un solar que se hallan interesados en impulsar una promoción de viviendas.

El proyecto de ley de Suelo original suprimía esta figura y dejaba todo en manos del agente urbanizador. La negociación entre PSE y consejería posibilitará que el sistema de compensación permanezca, aunque sufrirá algunas correcciones y tendrá que convivir con la fórmula del agente urbanizador.

En cuanto a las viviendas tasadas, el objetivo es que los ayuntamientos puedan edificar pisos protegidos de hasta 180.000 euros dirigidos a ciudadanos con ingresos anuales de 30.000 a 43.000 euros. Esta propuesta socialista coincide con las reivindicaciones de la asociación de municipios Eudel.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mientras socialistas y departamento acercan posturas, EHAK calificó ayer de "estafa" el posible acuerdo, en el que incluyó al PNV. En su opinión, "en nada va a paliar la mala situación de la vivienda" y no va a resolver el problema de la especulación inmobiliaria. "El acuerdo", añadió, "sólo responde a los intereses y negocios de los partidos implicados"

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS