Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez procesa a la cúpula de la policía política durante la dictadura de Pinochet

Un juez procesó ayer a la cúpula de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA, el aparato represivo de la dictadura), incluido el que fuera jefe de este organismo, el encarcelado general Manuel Contreras, como autores de la detención y desaparición de dos militantes de izquierda en 1974.

La resolución del juez Alejandro Solís por los secuestros calificados de Jacqueline Binfa y Jorge D'Orival recayó, además de Contreras, en quien encabezó la brigada de inteligencia de la DINA, César Manríquez, así como en los brigadieres retirados Maximiliano Ferrer y Miguel Krassnoff y los coroneles Marcelo Moren, Orlando Manzo y Ciro Torré, varios de ellos en prisión en la actualidad. También fue procesado el suboficial Basclay Zapata.

Ambas víctimas eran miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y son parte del grupo de 119 prisioneros políticos con los que la DINA realizó un montaje para simular que se habían matado entre sí, mientras eran torturados y asesinados en cuarteles secretos, sin que sus cuerpos hayan aparecido.

Por otra parte, el juez Víctor Montiglio concedió ayer la libertad provisional al ex dictador Augusto Pinochet, de 90 años, procesado por el secuestro calificado de tres opositores, previo pago del equivalente a 15.900 euros. Pinochet (90 años) se encuentra bajo arresto domiciliario desde el 24 de noviembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de enero de 2006