Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuevas: "Si no hay acuerdo en la reforma laboral, mejor quedarnos como estamos"

La patronal recela de la intervención del Gobierno en caso de que no haya acuerdo en la reforma laboral. El presidente de la CEOE, José María Cuevas, se mostró escéptico sobre el éxito de la negociación que su organización mantiene con el Gobierno y los sindicatos para reformar el mercado de trabajo. En caso de que las partes no lleguen a un acuerdo, Cuevas dejó ayer claras sus preferencias: "Lo mejor que nos puede pasar es que nos quedemos como estamos".

Con esta frase, que pronunció en el Foro de la Nueva Sociedad celebrado ayer en Madrid, Cuevas rechaza que el Gobierno legisle en caso de que los negociadores no alcancen un acuerdo, una hipótesis cada vez más probable. Ninguna de las tres partes se pone de acuerdo sobre cómo reducir la temporalidad, que afecta a un tercio de los trabajadores, sin que eso suponga contrapartidas para los empresarios.

En las últimas semanas, el Ejecutivo ha dado diferentes señales de que, si empresarios y sindicatos no son capaces de acordar una receta común, el Gobierno aplicará sus propias medidas. Cuevas dijo ayer no tener "muchísima confianza" en que el Ministerio de Trabajo tenga en cuenta la propuesta empresarial, que, en su opinión, permitiría reducir 12 puntos el actual nivel de temporalidad (34,39% de los asalariados). Sobre los sindicatos aseguró: "No han respondido positivamente".

El presidente de los empresarios se mostró también contrario a los impuestos verdes que ha anunciado el Gobierno para combatir el despilfarro de recursos, la contaminación y, de paso, mejorar la recaudación. "Nos preocupa que, lejos de introducir incentivos para procesos limpios, impongan precios disuasorios al consumo aumentando la fiscalidad", reflexionó.

Cuevas se mostró duro con el proyecto de Estatuto de Cataluña por su "excesivo intervencionismo en la economía y la actividad de las empresas". Respecto a la oferta de adquisición de Gas Natural sobre Endesa, concluyó: "Era una operación fundamentalmente empresarial y en el devenir posterior se ha politizado indebidamente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de noviembre de 2005