_
_
_
_

El PP convoca una concentración en Madrid en contra del Estatuto catalán

Rajoy acusa al Gobierno de "mendigar una tregua a ETA" y de "compadrear con Otegi"

El anuncio lo hizo Javier Arenas. En su papel de telonero de Mariano Rajoy en un mitin en el Palenque de Sevilla, animó a su entregada afición "a acudir el próximo día 3 a una concentración con Mariano Rajoy en defensa de la Constitución". La concentración será en Madrid y, junto al mitin de ayer en Sevilla (con tono, mensajes y afición propios de campaña electoral), marca una nueva fase del PP en su estrategia de rechazo al proyecto de Estatuto catalán: ahora, a la calle. Para decir cosas como la siguiente: "Produce pavor ver al Gobierno mendigando una tregua a ETA".

Más información
"Hay que tirar del PP hacia una posición común y no empujarlo hacia una posición radical"
La soledad como bandera
Montilla denuncia la "desvergüenza de la derecha nacionalcatólica" y pide juego limpio a la Iglesia

La tregua de ETA; la condonación por parte de La Caixa de una deuda al PSC y su supuesta relación con la OPA de Gas Natural sobre Endesa; la LOE (la nueva ley de educación del Gobierno); los 30 años de la muerte de Franco; la corrupción; lo que manda ERC; la cualificación del Gobierno... Todo esto fue detalladamente censurado ayer por Rajoy, además de pasar revista al proyecto de Estatuto catalán en un mitin convocado "en defensa de la Constitución".

Rajoy arrancó y concluyó su arenga con su particular descripción del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y su equipo. "Aquí están en el Gobierno unos doctrinarios de asamblea universitaria dirigidos por un señor que está más interesado por lo que pasó en España hace 70 años que en el futuro de los españoles". Ése fue el inicio del mitin. Al concluir, remató: "Se creen líderes republicanos de los años 30 y lo que acaban siendo es una tropa de indocumentados, una colección de irresponsables que generan problemas ridículos". Y, según él, que "juegan con lo que no se puede jugar", como las reformas de la Constitución o de los estatutos de autonomía o, lo que aún es más grave, con ETA.

"Produce auténtico pavor ver al Gobierno de España mendigando una tregua o algo similar a la banda terrorista ETA, a la que el propio Gobierno ha sacado de las catacumbas". Hasta ahora, sólo en conversaciones privadas el PP acusaba a Zapatero de estar "mendigando una tregua a ETA". Ayer lo proclamó su líder con el siguiente argumento: "Creen que con esto lo van a arreglar todo, y que los españoles se van a olvidar de todos los disparates que hemos visto en las últimas fechas".

La tesis en el PP es que el Gobierno confía en que la supuesta tregua de ETA sirva "como anestésico para que la sociedad acepte el cambio en el modelo territorial". Rajoy no llegó a tanto, pero sí dijo que los socialistas "tratan mejor a Batasuna que al Foro de Ermua y compadrean con el señor [Arnaldo] Otegi". El líder del PP reprochó, sin citarle, al secretario general del PSE, Patxi López, por la entrevista que concedió hace una semana en el diario Gara. "Los socialistas ya se dejan entrevistar en los periódicos de ETA". Esto, a su juicio, "no es socialismo, es faltar a la ley y a la moral", y "explica que el PSOE no quiera pactar con el PP la política contra ETA y haya roto el Pacto Antiterrorista".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Rajoy proclamó que él quiere pactar con el Gobierno las políticas antiterrorista y territorial. "Quiero pactar el modelo de Estado con el PSOE, pero los socialistas, más bien su presidente, no quieren porque él quiere pactar lo que será España con quienes no creen en España". Eso, según Rajoy, acabara transformándose en una baza electoral para el PP. "Dicen que estamos solos. A mí me da igual. Como sigan así nos va a votar más del 80% de quienes dieron su respaldo al Partido Socialista".

Acuerdo de todos

El líder del PP no se refirió en ningún momento a la concentración para el día 3 anunciada por Arenas al darle la palabra. A cambio, sí dejó una puerta abierta a la negociación del pacto del Estatuto de Cataluña: "El Estatuto catalán requiere un acuerdo de todos, pero dentro de la Constitución". Es decir, asumió explícitamente que el pacto no puede hacerse en contra de los partidos que votaron ese proyecto en Cataluña. Su exigencia es que los recortes a ese texto lo dejen totalmente acorde a la Constitución.

Antes de acusar a Zapatero de mendigar ante ETA y romper el consenso constitucional, Rajoy dijo que ya ha vuelto la "corrupción" porque los socialistas "no tienen arreglo". Apoyó esa descalificación en la polémica sobre el crédito del PSC y la OPA sobre Endesa. "Zapatero defendió en Francia la tolerancia cero delante de su amigo [Jacques] Chirac. En España hemos pasado de la tolerancia cero a la transparencia cero". Sus militantes le vitorearon y él preguntó: "¿Qué hace el presidente del Gobierno mandándole un avión oficial al presidente de la Comisión Europea, reuniéndose en una cena clandestina para hablar de una OPA de una empresa sobre otra?". Los suyos bramaron "¡Zapatero, dimisión!". Rajoy siguió: "Antes de que se produzca esa dimisión tiene que comparecer en el Parlamento para explicar cuál cree él que es el papel de un Gobierno cuando se trata de asuntos que deben ser única y exclusivamente competencia de las empresas privadas y en las que el Gobierno está obligado a mantener una exquisita neutralidad".

Tal neutralidad no se ha mantenido, a su juicio, porque "al partido que preside el ministro de Industria le ha condonado mil millones de pesetas" la misma entidad [La Caixa] que "está más interesada" en la OPA de Gas Natural sobre Endesa. Rajoy reclamó el cese de Montilla y dijo que, mientras ese cese no se produzca, "las banderas de la ética, la transparencia y el buen Gobierno en España estarán arriadas".

Quizá porque hoy se cumplen 30 años de la muerte de Francisco Franco, Rajoy reprochó que se hable tanto de esa época. "Nadie quiere debatir sobre Franco ni sobre Felipe V. Estamos en el siglo XXI y a la gente le interesa hablar de su futuro", concluyó.

Mariano Rajoy, ayer, en el mitin en el Palenque de Sevilla.
Mariano Rajoy, ayer, en el mitin en el Palenque de Sevilla.GARCÍA CORDERO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_