Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agricultura ha gastado 300.000 euros en prevenir la gripe aviar

El Departamento de Agricultura ha gastado hasta ahora cerca de 300.000 euros en medidas de prevención contra la gripe aviar. Estas actuaciones van desde los análisis a aves silvestres y de corral, hasta la adecuación de las granjas y la publicación de folletos informativos. El consejero de Agricultura, Gonzalo Sáenz de Samaniego, aseguró ayer que la comunidad autónoma está preparada para responder con celeridad a una eventual crisis provocada por la llegada de la gripe aviar, un problema que circunscribió "exclusivamente" al ámbito veterinario y que situó hoy a "miles de kilómetros" del País Vasco.

Sáenz de Samaniego acudió a la Comisión de Agricultura del Parlamento a petición propia para informar de las actuaciones que el Gobierno y las tres diputaciones están desarrollando frente a la gripe aviar. Tras enumerar las medidas adoptadas, resaltó que todos los análisis realizados hasta el momento a aves silvestres y de corral han arrojado un resultado negativo. Por el momento, se han analizado 80 muestras de animales de corral y 219 de aves silvestres.

El consejero también indicó que aunque ninguno de los humedales vascos va a ser incluido en la lista de alto riesgo, mientras que a dos granjas cercanas a este tipo de zonas se les está aplicando un programa piloto de medidas de prevención debido a la presencia de aves migratorias. En estas instalaciones se encierra a las aves en las naves de producción o en habitáculos preparados. En el caso de que se carezca de este tipo de dependencias, se cubre con tela pajarera todo el terreno dedicado a la cría para evitar así cualquier contacto con aves de paso que puedan portar el virus.

Según el consejero, hay suficientes motivos como para que la sociedad vasca esté tranquila y no se deje llevar por la "alarma mediática" que se ha creado. "No hay que ser alarmistas ni generar inquietud de ningún tipo. Las instituciones estamos en condiciones de garantizar que hay medios para atender las exigencias", afirmó. En esta línea, destacó que el consumo de aves y de huevos en Euskadi cuenta con "las máximas garantías sanitarias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de noviembre de 2005