Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
57ª FERIA DEL LIBRO DE FRANCFORT

Los escritores vuelven a los mitos universales para explorar el presente

33 editoriales de todo el mundo reúnen a los autores más diversos en una original colección

No existe ninguna consigna específica, y cada escritor puede hacer lo que quiera al enfrentarse a uno cualquiera de los mitos universales para volver a contarlo a su manera y para esta época descreída (o fundamentalista, según se vea). La idea fue de Jaime Byng, de la británica Canongate, y la fue sembrando entre sus colegas. Ayer, 33 editoriales de las partes más diversas del mundo -entre ellas, Salamandra de España- presentaron los primeros libros de este gran proyecto común, firmados por Margaret Atwood, Jeanette Winterson, David Grossman, Victor Pelevin y Karen Armstrong. En otro escenario, Eduardo Mendoza tomó la palabra para desentrañar el Quijote.

La Feria del Libro de Francfort está mustia este año. Eso dicen, por lo menos, muchos de los editores españoles con caseta en el pabellón número 5. Han venido menos sellos, no hay tanta actividad, los espacios parecen un tanto desangelados. Cambian las costumbres: no hay títulos indiscutibles que generen batallas campales, ya no bailan los números al son de las subastas en las que pujan los más poderosos. Hay más serenidad en el negocio editorial.

Y voluntad de trabajar juntos en proyectos comunes. Es lo que ha ocurrido con The Myths (Mitos Universales, en la edición española), una nueva colección en la que se han puesto de acuerdo 33 editoriales -de Japón, China o Taiwan a Italia, Polonia o Australia- para publicar en sus respectivos países los libros encargados a distintos autores para que vuelvan a contar las viejas narraciones míticas. Jaime Byng puso en marcha la idea en 1999 y ayer se recogieron en Francfort los primeros frutos. La canadiense Margaret Atwood ha abordado la historia de Penélope, el israelí David Grossman se ha ocupado de Sansón, la británica Jeanette Winterson se ha sumergido en el mito de Hércules y el ruso Victor Pelevin cuenta de Teseo y el minotauro.

Los tres primeros estuvieron en la rueda de prensa que se ofreció ayer, junto a Byng, los editores del proyecto de Corea y Alemania y Karen Armstrong. A esta ex monja católica, que se hizo célebre con un libro autobiográfico y de quien se han traducido recientemente en España sus libros El islam (Mondadori) y Mahoma (Tusquets), le ha tocado escribir una Breve historia del mito, el texto que abre la colección y sirve de soporte a todos los demás. Allí escribe que "un mito era un hecho que había ocurrido una vez, pero que en cierto sentido ocurría continuamente". Explicó que los mitos tienen versiones diferentes, que cada vez se cuentan de manera distinta y dijo que son "esas historias o poemas que te permiten entrar en tus turbulencias internas". Para iluminarlas y para entender su profundo misterio.

Penélope según Atwood

¿Por qué Odiseo y Telémaco mataron a las criadas que entretenían a los pretendientes de Penélope cuando el héroe volvió a Ítaca? ¿Qué habían hecho, por qué tanta crueldad inútil? A través de ese enfoque ha abordado Margaret Atwood su Penélope y las doce criadas, el otro título junto al de Armstrong que la española Salamandra ha traducido y publicado ya. Atwood hace hablar a Penélope desde el Hades, y vuelve así a contar su historia en la que incluye la de aquellas criadas que, como narra la Odisea, murieron "de la manera más lamentable. Agitaron sus pies un rato, pero no largo tiempo".

Podrá estar la feria todo lo mustia que se quiera, pero la maquinaria de actos, presentaciones, entrevistas, negocios y lo demás sigue funcionando de manera impecable (e implacable).

Ayer se presentó el programa del país invitado de la edición de 2006, la India. Y en el pabellón número 5, ahí donde los españoles, el todopoderoso jefe de la división de libros de Bertelsmann, Peter Olson, se acercó a la caseta de Random House Mondadori para felicitar a Julia Navarro, que celebraba con sus 21 editores extranjeros las traducciones de sus éxitos La hermandad de la Sábana Santa y La Biblia de barro.

Poco después invitó la Federación de Gremios de Editores. También están aquí y algunos de los suyos, como Emiliano Martínez o Federico Ibáñez, han venido a medirle la temperatura al sector internacional mientras maquinan estrategias para sacar del atolladero de la crisis a la industria editorial española, mustia de verdad tras las últimas cifras de Liber.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de octubre de 2005