La Hispanic Society entrega las dos últimas medallas Sorolla a Roberto Hernández y a Jesús de Polanco

El empresario mexicano y el presidente de PRISA, premiados por su labor de difusión cultural

El mexicano Roberto Hernández, destacado empresario de la banca y la comunicación, y Jesús de Polanco, presidente del Grupo PRISA, recibieron el pasado jueves por la noche en Nueva York las medallas Sorolla de la Hispanic Society of America. La distinción de la prestigiosa sociedad, fundada en 1904 por el hispanófilo Archer Hamilton Huntington para estudiar el arte y la cultura de la península Ibérica y de Iberoamérica, quiso reconocer "el vínculo que une a los dos premiados, que es el de la difusión de la cultura española e hispánica", según Fernando d'Ornellas, presidente de la Fundación de Amigos de la Hispanic Society en España.

La Hispanic Society of America, que celebró el pasado año su centenario, se fundó con el asesoramiento de artistas y creadores españoles como Joaquín Sorolla, Ignacio Zuloaga y Miguel de Unamuno. En la gala celebrada el jueves en el emblemático Rainbow Room, que domina Manhattan desde la planta 65 del Rockefeller Center y a la que asistieron más de 300 personas, George Moore, presidente de la Hispanic Society, recordó que en 1910 sólo se acuñaron 16 medallas Sorolla, diseñadas por Victor Brenner. La decimocuarta fue entregada a la reina doña Sofía en 1998, y las dos últimas son las concedidas a Roberto Hernández y a Jesús de Polanco.

Moore alabó la labor de Hernández (que fue presidente del Banco Nacional de México y que pertenece a los consejos de administración de Citigroup, Banamex, Televisa y Grupo Maseca) y dijo que tanto él como su mujer, Claudia Madrazo, "han desempeñado un papel fundamental en la difusión del arte y la cultura en México".

El presidente de la Hispanic Society destacó la trayectoria de Jesús de Polanco, "una fuerza importante en la cultura española". Moore habló de EL PAÍS como "uno de los diarios más influyentes del mundo", y subrayó la presencia del Grupo PRISA y de la Fundación Santillana "en la educación y cultura de España y Latinoamérica".

Tanto Roberto Hernández como Jesús de Polanco agradecieron la distinción recibida y celebraron el apoyo de la Hispanic Society al arte y la cultura. El presidente de PRISA añadió: "Nos hemos confabulado, Roberto y yo, para echaros una mano y que estas medallas sirvan de aliciente para que vuestra labor sea mejor aún de lo que es, que ya es difícil". En la conversación con los periodistas previa a la entrega de las medallas, Polanco había celebrado "el encuentro entre la cultura española, portuguesa y latinoamericana" que favorece la Hispanic Society y había dicho que su intención es ayudarles "tratando de que la labor que hace se conozca y se apoye de forma global". Hay que hacer, añadió, "un homenaje al señor Huntington, que creó una colección muy importante, y que fue un gran conocedor de la cultura latinoamericana. Ojalá hubiera muchos como él, que dejó una importante labor y que, tantos años más tarde, estamos aquí, hablando de su legado".

Jesús de Polanco habló también de lo hispano en EE UU y del "interés de las nuevas generaciones de hispanos por recuperar sus raíces" después de la absorción cultural por la que pasan los inmigrantes. "Para EE UU, América Latina tiene mucho interés, porque el español es el idioma más estudiado aquí". A la pregunta de la labor de difusión de la cultura hispana de la que se siente más orgulloso, Polanco respondió: "De la editorial Santillana, que está en todos los países y hace todos los años que millones de niños estudien con nuestros libros, y creo que son bastante buenos; de eso estoy muy orgulloso".

Además de las familias y los amigos más cercanos de los premiados, estuvieron presentes en el acto, la cena y el baile desde líderes financieros internacionales, como Georges Soros y David Rockefeller, y representantes del mundo de la cultura, como el editor de Overlook Press, Peter Mayer, hasta figuras de la política y la comunicación latinoamericanas, como el ex presidente mexicano Ernesto Zedillo, el empresario venezolano Gustavo Cisneros y el presidente de Televisa, Emilio Azcárraga Jean.

Entre los españoles asistentes se encontraban Inmaculada de Habsburgo, José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado del BBVA; el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón; Antonio Muñoz Molina, director del Instituto Cervantes de Nueva York; la escritora Elvira Lindo; el embajador en Washington, Carlos Westendorp; el embajador ante Naciones Unidas, Juan Antonio Yáñez, y el director del Comité Antiterrorista de la ONU, Javier Rupérez, entre otros.

Jesús de Polanco (a la derecha), con Roberto Hernández y la esposa de éste, Claudia Madrazo, tras recibir el pasado jueves en Nueva York la Medalla Sorolla de la Hispanic Society of America.
Jesús de Polanco (a la derecha), con Roberto Hernández y la esposa de éste, Claudia Madrazo, tras recibir el pasado jueves en Nueva York la Medalla Sorolla de la Hispanic Society of America.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción