Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis de cada diez familias catalanas tienen dificultades para llegar a fin de mes

El 14% dedica más del 50% de sus ingresos a pagar sus deudas, según un sondeo de la Generalitat

Casi seis de cada diez familias catalanas (58%) reconocen tener dificultades para llegar a fin de mes. Así de tajante concluye una encuesta elaborada por la Agencia Catalana de Consumo (ACC), presentada ayer por el consejero de Comercio, Turismo y Consumo, Josep Huguet. El endeudamiento es la principal causa de este ahogo mensual: el 14% dedica más de la mitad de sus ingresos a pagar créditos bancarios, entre ellos la hipoteca y las letras del coche. Con estos datos sobre la mesa, Huguet echó mano del refranero catalán y aconsejó a las familias que "no estiren más el brazo que la manga".

Para elaborar este estudio, el pasado mes de julio la ACC realizó encuestas telefónicas a 661 familias de toda Cataluña. Los datos disponibles hasta ahora son del Instituto Nacional de Estadística (INE), que cuantifica que durante el primer trimestre del año el 53,34% de los hogares catalanes tuvieron dificultades para cubrir los gastos mensuales, apenas un punto porcentual menos que la media española (54,74%) en ese mismo periodo de tiempo.

No obstante, la dificultad para llegar a fin de mes no es la misma en todos los casos. El estudio detalla que tres de cada diez familias catalanas tienen "cierta dificultad"; que el 17% se las arregla con "dificultad", y que el 11% finalmente lo consigue, pero con "mucha dificultad". Por el contrario, el resto de hogares (42%) no pasan demasiados apuros para hacer frente a sus gastos, y aseguran terminar los meses con "cierta" o "mucha facilidad".

Pago de hipoteca

El pago de deudas es la principal causa de que muchas familias tengan que agudizar el ingenio para poder llegar a fin de mes. Así, la mitad de los hogares dedican entre el 20% y el 50% de sus ingresos para devolver préstamos bancarios. En el estudio queda claro que las personas con más de 55 años son las que menos comprometida tienen su nómina: el 50% destina, como mucho, el 20% de sus ingresos. El director de la ACC, Enric Aloy, recomendó que este endeudamiento no supere el 35%.

La cuota de la hipoteca es el crédito más generalizado entre las familias. El estudio apunta que el 65% de los hogares están pagando una, que asciende a unos 480 euros de media. Además, casi tres de cada diez todavía están costeándose un coche, cuya cuota mensual alcanza los 245 euros de media.

Una vez saldadas sus deudas mensuales, las familias tienen que enfrentarse a otros gastos fijos, entre los que destacan la alimentación y los suministros, que son considerados los "más importantes" por el 61% y el 55% de los hogares catalanes, respectivamente. La hipoteca se sitúa en tercera posición (23%) en esta clasificación de preocupaciones económicas mensuales. El estudio va más allá y precisa que los solteros y los casados presentan comportamientos similares en la distribución del gasto, mientras que los viudos y los separados o divorciados destinan menos dinero a vivienda y suministros. Debido al pago de las deudas y a los gastos fijos, el ahorro se convierte en un objetivo casi imposible. El 65% de las familias confiesan no poder retener ni un euro de lo que ingresan. Uno de los datos llamativos de la encuesta es la proliferación de tarjetas de crédito, que ya se encuentran en el interior del 78% de las carteras de los catalanes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de octubre de 2005