EL DESAFÍO NUCLEAR DE IRÁN

La Administración de Bush recela de Ahmadineyad

El 4 de noviembre de 1979, un grupo de estudiantes iraníes tomaba 63 rehenes en la Embajada de EE UU en Teherán, creando una grave crisis diplomática y desencadenando sanciones norteamericanas contra el régimen de los ayatolás. Un cuarto de siglo después, Irán vive su mayor enfrentamiento con EE UU desde entonces. Lo que ahora quita el sueño al presidente George W. Bush es el órdago lanzado a la comunidad internacional por el recién estrenado presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, de reanudar las actividades nucleares a las que ya había renunciado meses atrás en un acuerdo con Alemania, Reino Unido y Francia.

La figura de Ahmadineyad promete "agravar tensiones" con EE UU porque no contempla la necesidad de mejorar relaciones con Washington, asegura un informe de la organización International Crisis Group (ICG). "En el frente exterior, el estilo será más de enfrentamiento y menos de contemporización hacia la comunidad occidental", resalta el ICG. Tras resultar elegido en las manipuladas elecciones de junio, Ahmadineyad ya aseguró que "las relaciones con EE UU no son una cura para nuestros males". Todo apunta a que durante los próximos cuatro años, el Irán rico en petróleo va a estrechar lazos con China, India y Corea del Sur -con crecientes necesidades energéticas- a expensas de Occidente.

Más información

Con la cuerda más tensa que nunca, EE UU está dispuesto a llevar el asunto al Consejo de Seguridad de la ONU. De momento, Washington, enemigo por antonomasia del régimen de los turbantes, está siguiendo a una prudente distancia las conversaciones que Irán mantiene con el trío europeo y deja que sea Europa la que explore al máximo la vía negociadora. Aunque la Administración de Bush también está considerando un paso sin precedentes: impedir la visita de un jefe de Estado. El Departamento de Estado podría denegar el visado de entrada a EE UU al presidente Ahmadineyad con vistas a la cumbre de la ONU de septiembre por su posible participación en la crisis de los rehenes de 1979.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción