La NASA intenta un choque contra un cometa para buscar datos sobre el sistema solar

Agencias

La NASA intentará en la madrigada del lunes una operación histórica, la misión Deep Impact, para desvelar "si los cometas son bolas de hielo sucio o de roca helada", además de otros muchos interrogantes sobre la composición interna de esos cuerpos, explicó el director científico de la misión Mars Express de la ESA, el español Agustín Chicarro. El pequeño cometa Tempel 1, a 133.000 millones de kilómetros de la Tierra recibirá el impacto de un proyectil del tamaño de una lavadora que, si todo va bien, abrirá un cráter de una dimensión similar a un estadio de fútbol a partir del cual explorar las entrañas del cometa. El proyectil será lanzado desde la sonda Deep Impact, que se alejará para grabar el choque desde 500 kilómetros de distancia.

"Estamos probablemente intentando una de las operaciones más osadas y de riesgo de la exploración espacial", resumió Charles Elachi, director de la agencia encargada de esta misión. "Puesto que los cometas son los cuerpos celestes más antiguos del sistema solar contienen información capaz de responder un gran número de cuestiones sobre la formación del sistema solar", explicó un responsable del equipo científico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de julio de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50