Los contratos públicos exigirán el cumplimiento de normas éticas

La Generalitat sólo firmará contratos públicos con las empresas que garanticen que cumplen un código de normas éticas y ecológicas, según anunció ayer el director de la Agencia Catalana del Consumo (ACC), Enric Aloy. "Desde la ACC y la Agencia Catalana de Cooperación nos encargaremos de coordinar esta tarea para que la Generalitat dé ejemplo a la sociedad", aseguró Aloy.

Con la medida, añadió Aloy, se pretende fomentar el consumo de productos de comercio justo entre los catalanes. Según una encuesta de la ACC, sólo el 27% de los consumidores compran estos artículos, aunque más del 60% de los entrevistados reconocen su calidad y su seguridad alimentaria. Además, Aloy añadió que el 40% de los catalanes están dispuestos a pagar más dinero por estos productos.

La encuesta también señala que el 68% de los consumidores creen que la Generalitat debe impulsar el comercio justo. Por ello, el Gobierno catalán lo promoverá a través de campañas publicitarias, sobre todo durante las Navidades. Aloy recordó que en septiembre entrará en vigor la etiqueta de la UE que certifica que estos productos cumplen los requisitos sociales y solidarios de comercio justo. El informe de la ACC también demuestra que el conocimiento de estos artículos es aún exiguo: el 57% no los conoce y el 86,5% no sabe dónde comprarlos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS