Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ICV homenajea al consejero comunista Miret, muerto en Mauthausen

El presidente y la portavoz de ICV, Joan Saura y Dolors Camats, presidieron ayer una ofrenda floral al consejero de Aprovisionamiento de la Generalitat y miembro del PSUC Josep Miret (Barcelona, 1907-Mauthausen, 1944) en la calle barcelonesa que lleva su nombre, en el distrito de Sant Martí. Entre la veintena de asistentes también figuraba el hijo del desaparecido, quien pidió que se evite "la repetición de un periodo tan tenebroso como el nazi". Saura y Camats advirtieron de que sigue siendo necesario luchar contra el fascismo y recordaron que el local de ICV en Vila-seca (Tarragonès) apareció ayer pintado con símbolos nazis y la frase "¡viva España!". "Estoy convencido de que tienen que ver con el trabajo actual de recuperación de la memoria histórica", dijo Saura. El líder ecosocialista reivindicó la memoria del consejero Miret, muerto en el campo de concentración de Florisdorf, dependiente de Mauthausen.

Camats, la portavoz de la formación, se pronunció en el mismo sentido, aunque, dijo, haya gente que "se aprovecha de la buena fe de todos", en alusión al ex presidente de la Amical Mauthausen Enric Marco, que no estuvo en un campo de concentración, contrariamente a lo que afirmó durante años.

El también consejero de Relaciones Institucionales y Participación reiteró que la Generalitat proyecta instalar un monumento en la ciudad de Barcelona en memoria de los deportados, para lo que se convocará un concurso de obras escultóricas. Además, se celebrará un acto de homenaje a los deportados catalanes el 8 de junio, con presencia del Gobierno catalán, de deportados y, probablemente, del escritor y ex ministro socialista Jorge Semprún.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de mayo de 2005