Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Edades del Hombre selecciona el arte español sobre la Inmaculada

La catedral de la Almudena expone 132 obras de 40 diócesis, desde el románico al barroco

Las Edades del Hombre, la marca que en los últimos años se ha identificado con las 12 exposiciones realizadas sobre el patrimonio artístico religioso de Castilla y León, con asistencia masiva en las catedrales, ha montado la exposición Inmaculada en la catedral de la Almudena, de Madrid, que hoy inaugura la infanta Elena. La muestra, con 132 piezas, de 40 diócesis y 17 instituciones, forma parte de los actos conmemorativos del 150º aniversario de la proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción, organizados por las Conferencia Episcopal Española.

"Son de una belleza absoluta", comentó Antonio Ignacio Meléndez, secretario general de la Fundación Edades del Hombre y comisario de la exposición Inmaculada al presentar ayer un conjunto de cuadros de Zurbarán, Carreño de Miranda, Sánchez Cotán y Alonso Cano.

Las obras figuran en el último capítulo de los cuatro en que se ha divido "el relato o la historia" de las creaciones artísticas sobre la Inmaculada Concepción de la Virgen María, declarado dogma por el papa Pío IX, del que en breve se incorporarán la mitra, la casulla y la bula de la ceremonia de la definición dogmática en 1854. Los actos conmemorativos se celebran desde el pasado 8 de diciembre y terminarán en la misma fecha de este año.

La catedral de la Almudena se ha convertido, salvo su nave central, en un recorrido expositivo por la evolución cronológica de la manifestación de la fe en la Inmaculada Concepción. Las naves laterales, el crucero, capillas y girola muestran las piezas de arte mariano en una secuencia histórica de arte románico, gótico, renacentista y barroco, con algunos golpes de efecto del montaje, como la incorporación del retablo de la Almudena en el mismo recorrido, la Inmaculada de Oballe de El Greco y como epílogo una Inmaculada actual de la monja cisterciense Isabel Guerra, propiedad de la Conferencia Episcopal Española. Las piezas de arte sacro y manifestaciones populares se han agrupado en cuatro capítulos: Para gloria de la madre de Dios, Los balbuceos, A la búsqueda de su identidad y Del esplendor a la definición dogmática, que a su vez se dividen en otros apartados. Durante la visita guiada, Antonio Ignacio Meléndez destacó algunas obras, como las siete piezas románicas, entre ellas la Virgen del Tesoro de la catedral de Toledo, que sale por primera vez, la Virgen de las Cantigas y la virgen gótica del monasterio de Silos. En esta zona también se encuentran una tabla de Pedro Berruguete y una obra de Juan de Juanes, que pinta el primer canon de la Inmaculada, con la luna a sus pies y una corona de estrellas, que después llevará Francisco Pacheco al barroco.

El comisario ha sacado una Inmaculada del retablo de la catedral de Valladolid, que junto a Sánchez Cotán y Pedro Roldán llevan a la fe del pueblo español en el barroco, con el "esplendor artístico" de las tres grandes escuelas: castellana (Gregorio Fernández), andaluza (Martínez Montañés) y madrileña (Antonio Herrera). Se han situado juntos tres lienzos de Murillo, junto a otros de Claudio Coello y Carreño de Miranda, y una pequeña pieza de marfil de escuela italiana que es la imagen de carteles y catálogo. Aparecen autores madrileños (Meléndez, Pereda, Bayeu, Maella, Antolínez, Solís) junto a otras piezas de Lucas Jordán.

El comisario ha planteado un recorrido artístico dentro del espacio de una catedral, en este caso terminada en 1993, con la arquitectura de Fernando Chueca Goitia y la consagración de Juan Pablo II. La exposición (www.conferenciaepiscopal.es/default2.asp) ha sido patrocinada por la Comunidad de Madrid, Caja España y Junta de Castilla y León. Estará abierta hasta el 12 de octubre (de lunes a domingo, de 10.00 a 19.00), con entrada gratuita por la plaza de la Armería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de abril de 2005