Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft acepta las exigencias de Bruselas para el nuevo Windows

Las diferencias entre la Comisión Europea y Microsoft se van limando poco a poco. El gigante informático comunicó ayer al Ejecutivo comunitario que acepta sus demandas para hacer que la venta del popular sistema operativo Windows siga siendo atractivo para los consumidores, a pesar de que ya no incluirá el reproductor multimedia Media Player, que deberá comprarse por separado por exigencia de Bruselas.Aún queda por resolver la exigencia de que Microsoft haga accesible a otros fabricantes parte del software que permite la interoperabilidad con Windows.

Microsoft anunció ayer que comercializará Windows sin Media Player introduciendo los cambios exigidos por la Comisión. El más evidente para el consumidor es que desaparece de los envoltorios y embalajes toda indicación de que los productos no funcionarán tan bien como lo harían con el Media Player. También se le facilitará al usuario un paquete informático específico para que pueda reemplazar ciertos archivos de Windows vinculados al reproductor multimedia.

Con estas innovaciones y alguna otra de menor calado, Microsoft cree haber cumplido con las demandas que le impuso hace un año la Comisión en lo relativo a Media Player. Una portavoz de la Comisión señaló que se había recibido la carta de Microsoft y que los servicios técnicos tenían que determinar si lo ofrecido por la firma se correspondía con lo exigido. El día anterior, ambas partes llegaron al acuerdo de denominar Windows XP Home Edition N a la nueva versión de Windows sin el Media Player.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de marzo de 2005