Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fuerza del nuevo teatro musical

En España van proliferando los ciclos, los encargos de óperas contemporáneas y los festivales, sobre todo los impulsados por el Centro para la Difusión de la Música Contemporánea, que dirige Jorge Fernández Guerra, y los organizados por Música de Hoy, de la que es responsable Xavier Güell.

Pero falta la necesaria proyección internacional para que el trabajo de los compositores españoles vivos se consagre definitivamente. La ocasión que brinda la próxima Bienal de Venecia será muy importante.

Tres óperas españolas de creadores vivos como Luis de Pablo, que presentará El parque; Jesús Rueda, que acudirá con Fragmento de Orfeo, ambas de riguroso estreno mundial, y José Manuel López López, que llevará su obra inspirada en Hernán Cortés, La noche y la palabra, que ya fue estrenada en España con dirección escénica de Gonzalo Suárez, protagonizarán la nueva edición.

Güell coproducirá junto a la Bienal de Venecia los tres títulos, que se enmarcan dentro de un programa con 12 obras de teatro musical y cuatro conciertos, que tendrán lugar entre los próximos 28 de septiembre y 9 de octubre en la ciudad italiana.

El ciclo de este año tiene por título La música y su doble, según Giorgio Battistelli, director del festival. "La Bienal entra por los ojos, pero también por los oídos, lo más importante es hacer un espacio habitable para diferentes manifestaciones", afirma. Battistelli destacó la colaboración con Música de Hoy, "con quien la Bienal ha desarrollado una empatía intelectual y creativa muy grande".

Tolerancia de estilos

El director musical del 49ª Festival Internacional de Música Contemporánea, coproducido con la Fundación Teatro La Fenice, aseguró que este año habían decidido centrar gran parte de su actividad en los creadores españoles porque el panorama "es uno de los más interesantes y ricos de Europa porque se ha dado una tolerancia de estilos que es uno de los mayores signos de modernidad no sujeta a tópicos".

Los tres creadores españoles, pertenecientes a dos generaciones diferentes con la veteranía y el reconocimiento mundial de Luis de Pablo y la representación de la nueva y emergente propuesta de los más jóvenes Rueda y López López, que vive en París, compartirán el programa con otros como el griego Georges Aperghis, el holandés Michel Van der Aa, los italianos Roberto Doati y Carlo de Pirro, entre otros, además de la presencia de cuatro grandes orquestas italianas, encargadas de los conciertos, como la del Teatro de la Fenice, la de la RAI, de Turín, o la Santa Cecilia, de Roma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de marzo de 2005