Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joseph Pérez analiza las tesis de Américo Castro sobre Cervantes

El profesor de la Universidad de Nueva York Antonio Regalado quiso resaltar ayer en Nueva York durante la presentación del Congreso El Quijote, taller de existencialidad, la importancia de analizar el Quijote dentro de su contexto histórico y social, y no dejarse llevar por interpretaciones ideológicas que pueden distorsionar la percepción de la obra cervantina. Regalado es uno de los diversos especialistas que desde ayer participan en un encuentro organizado por el Instituto Cervantes, junto a la Fundación Tres Culturas, que, articulado en tres partes, se celebrará, además de en Nueva York, en Rabat y Sevilla con motivo de la conmemoración del IV centenario de la publicación del Quijote.

El objetivo del primer encuentro, que se celebra en Nueva York, es analizar el impacto de las ideas de Américo Castro sobre Cervantes y su obra en los estudiosos posteriores. Coincidiendo con la celebración del 80º aniversario de la publicación del exhaustivo estudio de Castro El pensamiento de Cervantes, profesores como Isabel Lozano, del Dartmouth College, o Francisco Márquez Villanueva, de la Universidad de Harvard, debaten la trascendencia de las interpretaciones de Castro para la comprensión de Cervantes y su obra. "La importancia de Américo reside en haber rehabilitado la percepción que se tenía de la cultura española fuera de España. Antes de que escribiera El pensamiento..., España era la pariente pobre de la cultura europea. El Quijote se consideraba una obra nacida del espíritu lego, ingenuo, de Cervantes. Sin embargo, Castro demostró que fue la conclusión lógica de siglos de cultura. Al rehabilitar la obra literaria rehabilitó a través de ella nuestra cultura", afirmó el profesor Joseph Pérez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de marzo de 2005