EL PARLAMENTO VASCO APRUEBA EL 'PLAN IBARRETXE'

Zapatero y Rajoy acuerdan por teléfono rechazar juntos el plan en el Congreso

Los socialistas afirman que el proyecto no tiene consenso ni en Euskadi ni en el resto de España

El plan Ibarretxe nunca va a ser aprobado en el Parlamento nacional. Éste es el compromiso ratificado ayer por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del PP, Mariano Rajoy, que acordaron reunirse después de Reyes para analizar la situación tras la aprobación en Vitoria del plan soberanista. Los votos del Grupo Socialista se unirán a los del PP en el Congreso para rechazar el proyecto si el Parlamento vasco sigue los pasos previstos para la reforma de los Estatutos de Autonomía. Los socialistas aseguran que ese plan carece de consenso en Euskadi y el resto de España.

El presidente y el 'lehendakari' hablarán de nuevo a partir del 7 de enero para fijar una cita
Más información
Ibarretxe saca adelante su plan soberanista con el apoyo de Batasuna
Ibarretxe: "Habrá consulta a la sociedad vasca haya o no acuerdo con el Estado"
Álava advierte de que tendrá "plena libertad" para decidir su futuro

Los socialistas trataron ayer de contener su preocupación con el argumento cierto de que el paso fundamental para que triunfe el plan soberanista, que ayer aprobó el Parlamento vasco, va a ser cortado en seco cuando en el Congreso de los Diputados una mayoría holgada vote en contra del mismo. Ahora bien, siempre confiaron en que ni siquiera pasara de la Cámara de Vitoria porque Batasuna se abstendría. Pero la decisión de impedir que triunfe en el Parlamento español sigue igualmente firme. Así lo ratificaron ayer Zapatero y Rajoy. El líder del PP tomó la iniciativa de telefonear al jefe del Ejecutivo nada más producirse la aprobación en la Cámara vasca. Zapatero también conversó con Ibarretxe; acordaron fijar una cita a partir del 7 de enero.

La versión de La Moncloa sobre la conversación con Rajoy incide en que ambos políticos mostraron "el rechazo total al plan Ibarretxe" y así se pondrá de manifiesto en el Congreso de los Diputados si los nacionalistas siguen todos los pasos y lo defienden en la tribuna de oradores. Desde el PP se informó en el mismo sentido. Ambos políticos mantendrán un encuentro para hablar de este asunto pasado el 6 de enero.

Tanto en el Gobierno como en el PSOE, a partir de la realidad de la aprobación en la Cámara vasca del proyecto soberanista, se transmitió con todo el énfasis de que fueron capaces, que ese plan nunca será aprobado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, antes de que terminara la sesión, declaró desde la mesa del Consejo de Ministros que el plan del lehendakari "es contrario a la Constitución y no debe ser aprobado. El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla; el portavoz parlamentario, Alfredo Pérez Rubalcaba; el secretario general, Diego López Garrido, y el secretario de Organización, José Blanco, acordaron, tras varias conversaciones con el presidente del Gobierno, salir a la palestra pública, de manera coordinada, desde el partido y desde el Gobierno.

El titular de Administraciones Públicas leyó desde A Coruña una declaración institucional. "Ese plan no tiene ninguna posibilidad de ser aprobado ni aplicado". Y continuó: "Es inadmisible porque no respeta las reglas de juego, ignora el marco que ha supuesto el Estatuto de Autonomía durante 25 años, y dificulta la convivencia entre los vascos". También aseguró que el proyecto "no ha cosechado ni un solo apoyo más desde su presentación hace más de dos años, excepto el del entorno político de los terroristas".

Por su parte, la dirección del PSOE señaló que "rechaza el plan aprobado en el Parlamento vasco, y anuncia su posición contraria al mismo en las Cortes Generales, que, como todo Parlamento, actuarán con plena autonomía, y con arreglo a los procedimientos legales y constitucionales establecidos para la reforma de los Estatutos de Autonomía". Este rechazo ya lo expresó Zapatero en su debate de investidura a la Presidencia del Gobierno. Zapatero, sin que el portavoz del PNV le hablara del asunto, entró en el mismo para decirle que nunca apoyaría ese plan que divide a la sociedad vasca y española.

Y el PSOE reiteró su "rotunda y nítida oposición al plan porque es una propuesta de ruptura de la convivencia política plural en Euskadi". Y añade: "Es una iniciativa contra el Estatuto de Autonomía del País Vasco y la Constitución, aprobadas por el pueblo vasco".

En el mismo comunicado, que emanó de la dirección del partido y del Grupo Parlamentario, se dice que "es especialmente rechazable que el lehendakari haya pedido y necesitado de los votos de Batasuna, una formación política ilegalizada por apoyar el terrorismo, y cuyo portavoz ha utilizado la tribuna del Parlamento vasco para leer un comunicado de un dirigente de ETA". A este respecto, José Blanco acusó ayer al lehendakari de "incumplir la palabra con sus electores porque aseguró que no iba a aceptar los votos de Batasuna y, si fuera coherente, retiraría el plan.

La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, tras el Consejo de Ministros.
La vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, tras el Consejo de Ministros.CRISTÓBAL MANUEL

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS