El Rey y el hijo de Gaddafi inauguran una exposición de cultura libia

La muestra incluye antigüedades y arte actual, con 30 pinturas de Saif el Islam Gaddafi

El pintor y arquitecto Saif el Islam Gaddafi (Trípoli, Libia, 1972), hijo del líder libio Muammar el Gaddafi, intervino ayer junto al rey Juan Carlos en la inauguración de la exposición El desierto no es silencio, en el pabellón Juan de Villanueva del Real Jardín Botánico de Madrid. La muestra itinerante, organizada por la Gaddafi International Foundation for Charitable Associations, que preside el artista, y patrocinada por Repsol YPF, presenta piezas del patrimonio artístico y de arte contemporáneo, con pinturas de Saif el Islam Gaddafi, Fawzi Omar Swei y Salah Shaground.

Durante el recorrido por la exposición, el Rey y Saif el-Islam Gaddafi, que fueron recibidos con la música popular de un grupo libio, estuvieron acompañados por Antonio Brufau, presidente de Repsol YPF, y Abdelwahed Gamoudi, secretario de la Oficina Popular de Libia, y después compartieron la inauguración con 400 invitados.

La Fundación Gaddafi lleva el montaje de restos arqueológicos de la antigua Libia y el arte actual como un puente de unión entre el mundo occidental y Medio Oriente. Tras recorrer París, Berlín, Milán, Londres, Roma y Viena, llega a Madrid, donde estará abierta al público hasta el 10 de enero. Los objetivos de la fundación se relacionan con los derechos humanos, la pobreza y los prisioneros de guerra. Entre sus logros se encuentran la labor de mediación para la liberación de los prisioneros occidentales en manos del grupo Abu Sayyaf en Filipinas y, recientemente, la liberación de los turistas secuestrados en el Sáhara.

La exposición El desierto no es silencio (www.thedesertisnotsilent.com), que ha sido coordinada por el Círculo de Bellas Artes, presenta a Libia como un cruce de culturas. a través del título de una serie de pinturas de Saif El-Islam Gaddafi. "La muestra evoca diferentes escenarios que reflejan recorridos interiores y artísticos absolutamente personales. Hay obras en que el desierto se plantea como engorrosa presencia, y obras en las que se expresa la profunda y seductora relación entre el artista y la vida en el desierto. La riqueza de expresiones que se presenta, todas animadas de una inspiración sin fin, nos hace libres y renueva constantemente nuestro espíritu".

El montaje ocupa las dos salas del pabellón del arquitecto Juan de Villanueva. En una de ellas se han situado las piezas de antigüedades de Libia, desde puntas de flechas del neolítico a obras romanas, mosaicos de tema mitológico, una estela fenicia, un reloj solar y una lámpara islámica, y enfrente, las pinturas de Fawzi Omar Swei (Trípoli, 1955) y Salah Shagroun (Trípoli, 1956), de tendencias realistas y naturalistas. En la otra sala se han colocado 30 pinturas de Saif el-Islam Gaddafi, donde figura la serie que da título a la exposición. En sus lienzos, muchos de ellos collages, utiliza soportes tradicionales y manufacturas beduinas. En algunos de ellos aparece la imagen de su padre, al que dedica un retrato, de 1995, titulado El líder. La exposición se completa con un vídeo sobre el paisaje y la cultura de Libia, y se puede consultar el libro La belleza oculta, del fotógrafo Alberto Schommer, un recorrido personal por los monumentos, el desierto, las calles y ciudades de Libia.

El Rey atiende las explicaciones de Saif el Islam Gaddafi durante el recorrido por la exposición <i>El desierto no es silencio,</i> en el Jardín Botánico.
El Rey atiende las explicaciones de Saif el Islam Gaddafi durante el recorrido por la exposición <i>El desierto no es silencio,</i> en el Jardín Botánico.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 02 de diciembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50