Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El galerista acusado de vender un falso 'manet' afirma que puede ser auténtico

El pasado jueves, la Guardia Civil anunció en rueda de prensa la recuperación de varias obras de arte producto de una estafa según la cual los imputados, dos galerías de arte de Madrid y Barcelona y los representantes legales de una sala de subasta de Londres, "habían obtenido mediante engaño varias litografías de Miró y Tàpies, así como cuadros de Feito, Saura y Guerrero, cuyo valor podría alcanzar los 900.000 euros, a cambio de una pintura falsa de Manet". Según indicó ayer José Luis Rosillo, abogado del galerista Vicenç Sánchez Pla -que tiene la galería Vincent en la calle Provenza de Barcelona- aún está por demostrarse que el citado manet sea falso ya que "el único que lo afirma es un licenciado en Bellas Artes, pero ahora es el departamento de Cultura el que tiene que realizar o encargar una expertización profesional". En la versión de Rosillo, su cliente compró la pintura Port de Honfleur de Manet en 1999 a un coleccionista de Barcelona confiando en que era auténtico. Lo vendió años después a otro coleccionista -según el abogado, de nombre Manuel Varela-, que la adquirió mediante una permuta con nueve obras de su colección. Pasados algunos meses, el coleccionista afirmó que tenía muchas dudas sobre la autenticidad de la obra y, siempre según Rosillo, su cliente se ofreció a realizar una nueva expertización en el Instituto Wildenstein de París.

Colaboración

"No hubo respuesta hasta que meses más tarde nos enteramos de que había puesto una denuncia por estafa, ante lo cual nos personamos inmediatamente en el juzgado para entregar las obras que fueron objeto de la permuta, así como el cuadro supuestamente falso, por lo que no hubo ninguna intervención policial, sino la máxima colaboración con el juzgado que instruye el caso", añade el abogado, que discrepa del valor otorgado a las obras permutadas, especialmente del óleo de Salvador Martínez Cubells recuperado en una sala de subastas londinense que según indicó la Guardia Civil podría estar valorado en 360.000 euros. Según Rosillo, su cliente recibió 72.000 euros por esta obra, una cantidad que consideran más ajustada a los precios del artista.

El abogado entregó ayer un comunicado de prensa en nombre de su cliente en el que considera que "todo el proceso de denuncia responde a oscuros intereses de aquellos profesionales que ahora rodean al coleccionista Manuel Varela que pretenden obtener ilícitas ventajas y beneficios, contando además con la inapropiada vanidad de la Guardia Civil, que sólo intenta proyectar y vanagloriarse de falsos méritos". Fuentes del cuerpo policial se remitieron ayer a la nota hecha pública el jueves y aseguran que no ha habido ninguna detención, sino la inculpación de unas personas por un presunto delito. Este diario intentó ayer sin éxito contactar con el abogado del coleccionista que realizó la denuncia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de noviembre de 2004