Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:BEBER

Aromas de la uva albariña

El concepto del vino de Granxa Fillaboa es muy centroeuropeo, incluso en la etiqueta, ahora completamente renovada. Fiel a su estilo de vino de château, sólo elabora su propia uva, cosechada de un viñedo ejemplar que ya tiene años e historia. Este pionero de Rías Baixas, que asombró en su día por la frutosidad de su vino, ha pasado a manos del Grupo Masaveu, asturianos de origen catalán con bodegas en La Rioja y Navarra. Con el cambio, y la subsiguiente inyección de dinero, se ha diversificado la oferta, que incluye, junto al blanco joven, otro selección de la familia, y éste fermentado en barrica de roble francés Allier. Todos, obra de Isabel Salgado, enóloga que domina la uva albariña y que es capaz de arrancar a esta noble variedad sus aromas más ocultos. En este caso, la perfecta elaboración se nota en la potencia de sus notas frutales (manzana, albaricoque) enriquecidas, que no eclipsadas, por las especias y la madera. Hay un sabor ligeramente amielado, recuerdos de mantequilla y toques de hierba seca. Una nariz de gran finura que exige unos meses en botella para ganar en complejidad y domar cierta prepotencia sápida. Entonces ganará en puntos y gozo.

Fillaboa fermentado en barrica 2003

Granxa Fillaboa.

Lugar de Fillaboa, s/n. Fillaboa-Salvaterra do Miño

(Pontevedra).

Teléfono 986 65 81 32.

Tipo: blanco crianza, 13%.

Cepas: albariño.

DO: Rías Baixas.

Consumo preferente: corto plazo.

Temperatura de servicio: 11° C.

Precio: 15 euros.

Puntuación: 8,7/10.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004