Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero se compromete ante los rectores a liderar el cambio en la Universidad

Los responsables de la educación superior creen que se ha abierto "una nueva etapa de cooperación"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió ayer ante los rectores a "liderar" personalmente el impulso de la educación, la investigación, el desarrollo y la innovación para situar a España entre los países que encabezan la sociedad del conocimiento en el mundo. Así se lo manifestó a los 72 rectores de las universidades públicas y privadas españolas en el primer encuentro con ellos en el palacio de la Moncloa. Zapatero resaltó la necesidad de "replantear el sistema universitario no sólo con retoques y con agilidad, en los próximos meses", manifestó el presidente de los rectores, Juan Vázquez. Los máximos responsables universitarios consideraron que se había abierto "una nueva etapa de cooperación".

MÁS INFORMACIÓN

Las promesas del presidente a los rectores se centraron en el cambio "profundo y ágil" de la Ley Orgánica de Universidades (LOU); la búsqueda del "diálogo y el consenso" con las universidades; el fomento de las becas; la promoción de los programas universitarios europeos, como el Erasmus, y el impulso de la I+D, según manifestó tras el encuentro el presidente de la Conferencia de Rectores de las Univesidades Españolas (CRUE), Juan Vázquez. Éste calificó el encuentro como "una nueva etapa de cooperación, tras la historia de desencuentros padecidos en momentos anteriores".

En la pasada legislatura, José Luis Rodríguez Zapatero se comprometió con la CRUE -de la que forman parte todos los centros superiores públicos y privados- a escuchar sus peticiones y quejas sobre los problemas y necesidades de la Universidad española si ocupaba la presidencia del Gobierno. Tras hacer referencia a las protestas de los rectores y miembros de la comunidad universitaria en la pasada legislatura contra la Ley Orgánica de Universidades (LOU) y agradecer a los universitarios su compromiso con la sociedad en momentos muy difíciles -como en su manifiesto universitario contra la Guerra de Irak-, Zapatero reiteró su intención de "reformar" la LOU.

"Está comprobado que esta ley genera disfunciones, que está limitanto la capacidad de las instituciones universitarias para adaptarse a un contexto cambiante y que no contribuye a garantizar la calidad de la educación superior, y así nos lo ha manifestado el presidente", explicó Juan Vázquez. Zapatero hizo además referencia en la reunión a su intención de apoyar a los jóvenes investigadores que trabajan en España y de recuperar a los que han tenido que buscar medios y centros fuera de España para poder hacerse un hueco en el mundo científico.

Zapatero aseguró además a las universidades que el Gobierno quiere cambiar la legislación desde el diálogo y el consenso, sin alterar la vida académica. Hacía referencia a las quejas que los rectores manifestaron cuando se tramitó la LOU porque consideraron que el cambio al que obligaba en sus órganos de gobierno implicaba una "paralización de dos años" para las universidades. La reforma de la LOU "incluirá el incremento de la autonomía de las universidades y la creación de un nuevo sistema de selección del profesorado por méritos", manifestó Vázquez.

Para analizar cómo debe ser la financiación futura de las universidades y proponer "un modelo de referencia" -los rectores llevan muchos años pidiendo un marco estable-, se creará el próximo lunes en Cádiz una comisión (en el seno del Consejo de Coordinación Universitaria) formada por representantes de las comunidades autónomas, las universidades, el Ministerio de Educación y personalidades de reconocido prestigio.

El modelo que defiende Zapatero es el de una Universidad "abierta y flexible", resaltaron algunos de los rectores tras la reunión. Rodríguez Zapatero destacó que debe estar abierta a los que terminan sus estudios de secundaria y a los que quieren seguir aprendiendo, así como que debe poder adaptarse a las demandas sociales de un mundo en permanente transformación.

El presidente del Gobierno dijo ser consciente de que las universidades españolas están todavía lejos de la media europea en financiación. El gasto por estudiante en España es notablemente inferior a la media europea (está en el 74%) y el gasto en becas es del 0,08% del PIB, mientras que la media europea es de 0,25%, es decir, tres veces superior.

José Luis Rodríguez Zapatero pidió a las universidades su colaboración para lograr la mejora del sistema universitario y aseguró que también deberán hacer un esfuerzo las administraciones públicas, las empresas y los organismos públicos de investigación, según explicó en el encuentro.

Prioridad de legislatura

Zapatero afirmó que el Gobierno ha realizado un notable esfuerzo en los Presupuestos Generales del Estado de 2005 para aumentar los fondos públicos destinados a I+D+i. Ante la petición de los rectores de que el Gobierno mantenga el esfuerzo presupuestario en investigación, "el presidente ha recordado que se trata de un compromiso de legislatura, no sólo de este año, y que va a seguir siendo una prioridad", explicó Juan Vázquez.

En referencia a las becas, el presidente afirmó que ante los responsables de las universidades que el impulso de la sociedad del conocimiento pasa por fomentar las ayudas directas a los estudiantes, tanto las de movilidad internacional como las compensatorias, es decir, las dirigidas a las familias con menos recursos. Los rectores le pidieron que se revise el actual sistema de becas en su conjunto para mejorar su gestión, es decir, los procedimientos, y para agilizar los pasos a seguir y los plazos para la concesión de las ayudas.

De acuerdo con los compromisos electorales adquiridos, los socialistas pretenden alcanzar la media de la UE en gasto por estudiante universitario en dos legislaturas, así como doblar la inversión pública en I+D en la presente legislatura, con un crecimiento anual del presupuesto de un 25%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de octubre de 2004