Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:BEBER

Un tinto con espíritu joven

Joan Mila, maestro de enólogos y wine maker (elaborador de vinos) desde antes de que se creara esta categoría profesional, prosigue su incansable trabajo de asesoramiento por tierras castellanas, allí donde el viñedo destinado al granel sueña con la botella y vestirse de etiqueta. En esta ocasión, la bodega afortunada, propiedad de la familia García Vaquero, se encuentra en Toledo. Una instalación moderna que se nutre de viñedos propios, con variedades nobles y una vejez aceptable.

Con estos mimbres, el genio de Joan Mila ha creado un vino muy atractivo, en línea con la actual tendencia a los tintos jóvenes con ligera crianza en barrica francesa. Un diseño, por tanto, que busca ganar al mayor número de consumidores, particularmente entre la juventud, con su intenso sabor afrutado, pero sin descuidar al entendido. Así, el aroma es un paseo frutal por la frambuesa, la ciruela, la mora, el arándano, bañados por el leve sopor de las especias. En boca es redondo, ligeramente cálido, con un tanino abundante, dulce y sabroso, y buena concentración; el final tiene persistencia, si bien termina con un regusto a fruta sobremadurada que no le beneficia.

Señorío de Toledo

Maius 2003

Bodegas Garva. Topete, 72.

Méntrida (Toledo).

Teléfono 918 17 73 04.

Tipo: tinto crianza, 14%.

Cepas: merlot, garnacha y

syrah. DO: Vino de la Tierra

de Castilla. Consumo: largo

plazo. Temperatura de

servicio: 18° C. Precio: ocho euros. Puntuación: 8,7/10.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de octubre de 2004