Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE está dispuesta a negociar un nuevo acuerdo de pesca con Marruecos

Bruselas espera un "gesto" de Rabat para comenzar el diálogo

El portavoz de la Comisión Europea de Agricultura y Pesca, el austriaco Gregor Kreuzhuber, afirmó ayer que la UE tiene "las puertas abiertas" para negociar de inmediato un nuevo acuerdo pesquero con Marruecos que permita a la flota andaluza volver a faenar nuevamente en este caladero, del que se vio forzado a marcharse cuando expiró el anterior convenio el 30 de noviembre de 1999.

"La comisión siempre ha dicho que queremos un acuerdo porque somos conscientes del grave problema social y económico generado en algunas poblaciones con una fuerte dependencia de este caladero", dijo el portavoz del comisario de pesca Franz Fischler.

Para comenzar a negociar, Kreuzhuber precisó que Bruselas espera un "gesto" de Rabat de que está interesado en este acuerdo. Precisamente ayer, el secretario general de Pesca Marítima español, Juan Carlos Fragueiro, anunció en Sevilla que el ministro de Pesca marroquí Mohamed Laenser, visitará Andalucía y Galicia a mediados del próximo mes de noviembre.

"Necesitamos para empezar las negociaciones una señal muy clara del Gobierno marroquí de que ellos también están interesados", dijo el número dos de Pesca en Bruselas. "La comisión siempre estará dispuesta a hablar si se dan las condiciones económicas, políticas y financieras para un acuerdo", dijo Kreuzhuber, quien instó al Reino marroquí a reconsiderar su negativa a reabrir las negociaciones que ambas partes mantuvieron hace cinco años.

"No hay que olvidar cómo acabaron las negociaciones después de contactos muy duros y difíciles porque el comisario Fischler sabía que era muy importante para Andalucía. Después de ofrecer mucho dinero y elevadas compensaciones, finalmente constatamos que el Gobierno marroquí no quería acuerdo porque le parecía muy costoso en el plano político. En el fondo, desafortunadamente, no ha cambiado mucho, pero esperamos que Marruecos contacte con nosotros si están interesados", explicó.

En este sentido, el portavoz europeo de pesca dijo que las "buenas" relaciones actuales entre España y Marruecos pueden ayudar a establecer esos primeros contactos. "Las buenas relaciones de los países miembros siempre ayudan porque Marruecos es un socio muy importante en general para la Unión Europea. Es muy interesante que el Gobierno español y la Junta de Andalucía tengan contactos con Marruecos, pero, con todo, es la comisión la que debe negociar directamente", sostuvo Kreuzhuber, quien advirtió de que Bruselas no podrá mantener en el futuro el mismo nivel de ayudas al sector afectado por la pérdida del caladero marroquí ante las quejas planteadas por otros países europeos.

"Fischler ha sido muy criticado por las ayudas a los pescadores españoles. Ha demostrado un nivel de flexibilidad enorme que le ha causado problemas con otros países, pero él sabía que estábamos ante un problema social y por ello hemos destinado muchos millones para generar alternativas económicas. Claro que Fischler no es un mago para hacer milagros", concluyó.

Sobre la visita de Laenser a Andalucía, el secretario general de pesca marítima del Ministerio, tras informar de un acuerdo sobre el caladero del golfo de Cádiz -un período de veda de 45 días al año para la flota de arrastre y cerco, límites en los horarios de pesca y topes de captura de sardina y boquerón-, explicó que el ministro marroquí quiere conocer "in situ la realidad pesquera", informa Efe.

Fragueiro recordó que en los últimos meses se ha conseguido un "hito histórico" en las relaciones pesqueras de España con Marruecos tras la ruptura del acuerdo pesquero en 1999. En este sentido, destacó que hay por ambas partes "voluntad de avanzar sin limitaciones", dentro de una colaboración "lo más amplia posible".

Apuntó que España y Marruecos han acordado recientemente un protocolo de colaboración para llevar a cabo una investigación en aguas profundas de Marruecos durante un período de tres años. La primera fase empezará el 13 de noviembre, cuando el buque oceanográfico español Vizconde de Eza realizará labores de prospección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 2004