Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Iglesia intentará "influir" contra el suicidio asistido y el matrimonio gay

La Iglesia católica española se propone intensificar sus acciones para difundir su opinión sobre temas de actualidad, entre otros, el matrimonio homosexual y el suicidio asistido. "Tenemos la intención de influir -no de imponer o presionar- en el debate de cuestiones de actualidad. Hablaremos en los momentos oportunos y a tiempo", explicó ayer el portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino.

Los obispos aseguran que no está entre los planes de la Iglesia convocar manifestaciones, aunque matizó que los ciudadanos "son libres de actuar como les parezca oportuno y los católicos pueden también ejercer este derecho".

El portavoz de los obispos afirmó que si el Gobierno aprueba el anteproyecto de ley de matrimonios homosexuales "el Estado actuaría discriminando el matrimonio entre varón y mujer" y añadió que "sería una legislación injusta y perjudicial para el bien común" aunque aclaró que esto no significa "desconocer la dignidad humana y los derechos de los homosexuales".

En cuanto a la eutanasia, Martínez Camino se reafirmó sobre lo que la Iglesia ya expuso en 1998, cuando el tetrapléjico Ramón Sampedro pidió auxilio para el suicidio. "La eutanasia es inmoral y antisocial", dijeron entonces los obispos. "Esto sigue siendo válido hoy día", sentenció el portavoz eclesiástico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 2004