POLÍTICAS SOCIALES
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

El engaño de las pensiones

"Puedes engañar a uno toda la vida, también puedes engañas a muchos una vez en su vida, pero no puedes engañar a muchos durante toda la vida". Esta máxima me viene repetidamente a la memoria cada vez que recuerdo las declaraciones que, a modo de globo sonda, hizo el otro día el Consejero de Presidencia de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, en el sentido de que la Junta se está cuestionando si continuar con el "complemento de las pensiones" que durante los años de gobierno del PP concedían graciosamente a los pensionistas andaluces. O sea, que están planeando (si es que no lo tienen ya firmemente decidido) quitarles a los pensionistas ese "complemento" que les han dado unos años.

Hagamos memoria, que creo que es un saludable ejercicio intelectual para evitar repetir los mismos errores del pasado. Los ocho años de gobierno del PP en España (1996-2004) han sido los mejores de nuestra historia desde muchos puntos de vista y en muchos ámbitos de la vida española. Así al menos lo pienso honradamente. Y han sido especialmente buenos, espectaculares podemos decir sin miedo a exagerar, en materia económica. Por más que examinemos nuestra historia, no encontraremos un período más fructífero desde el punto de vista económico.

Pero a nada que se analicen desapasionadamente las cosas, convendremos en que han sido también años extraordinariamente buenos en todo lo que se refiere a políticas sociales, y especialmente las vinculadas a la marcha de la economía y el empleo. No es sólo aquello de que "la mejor política social es la creación de empleo", sino que, además, la creación de empleo propicia el incremento de las cotizaciones a la Seguridad Social, y éstas el saneamiento de nuestro sistema de protección social, y en definitiva, el incremento de las pensiones.

El período en que más han subido las pensiones en España y en que más ha aumentado la confianza de los pensionistas en el sistema de la Seguridad Social, ha sido el de los años de gobierno del PP. Y el que no lo quiera reconocer así es que, simplemente, está fuera de la realidad.

Pues en esos años de bonanza económica (hoy empieza a dar miedo lo mal que apuntan los indicadores económicos y de empleo, o mejor, de desempleo, apenas cuatro meses después de ocupar el PSOE de nuevo el poder), la Junta de Andalucía, en un singular ejercicio de demagogia, se dedicó a meter el dedo en el ojo del adversario, "complementando" las pensiones no contributivas (es decir, sólo unas pocas), con una gratificación... ya conocemos todos la historia.

Fuimos muchos los que, ya entonces, advertimos que eso no era más que una mentira demagógica de la Junta de Andalucía, e incluso algunos aventuramos que la Junta de Andalucía dejaría de estar tan "preocupada" por nuestros pensionistas andaluces el día que no tuviera enfrente al PP.

Han tardado un ratito. A las primeras de cambio, ya ha dicho Gaspar Zarrías (EL PAÍS, 7 de septiembre de 2004) que la Junta de Andalucía se está replanteando quitar el complemento de las pensiones puesto que el Gobierno central tiene la intención de iniciar una fase de estudio que contemple la posibilidad de incrementar las pensiones mínimas. ¡Qué rápido se le ha pasado la preocupación social a Zarrías! ¡Qué poco le ha durado a la Junta de Andalucía la conciencia social!

En el fondo lo que late es el tradicional desprecio del PSOE de Andalucía hacia los pensionistas. Porque ya me dirán a qué otra conclusión podemos llegar si les quitan el complemento de las pensiones en cuanto deja de gobernar el PP en Madrid. Porque, a ver, que alguien me diga por qué el complemento de pensiones era necesario el año pasado, y este año no lo es y se va a quitar.

Está claro: ZP le ha dicho a Chaves que calladito y nada de formar jaleo, que bastante tiene con torear a Maragall, a Montilla, a Rodríguez Ibarra y a los demás barones regionales, y que se acabó eso de la confrontación con el Gobierno central, que estaba muy bien para fastidiar a Aznar y al PP, pero que a él no le toquen las narices. Y le ha faltado tiempo a Zarrías para, de un plumazo, eliminar uno de esos elementos de confrontación, sin importarle lo más mínimo que, de paso, elimina también la "paguilla" que le daban a los pensionistas, que al parecer ya no la necesitan porque en Madrid gobierna ZP.

Si ésta es la "sensibilidad social" de los socialistas andaluces, creo que a nuestros pensionistas les iba mejor antes, con un Gobierno que no les engañaba, que no jugaba con ellos, y que además, les podía garantizar por muchos años (a ver qué pasa ahora con los socialistas) la tranquilidad de que mes a mes iban a cobrar sus pensiones.

Porque éstos han empezado por quitar el "complemento" de las pensiones, pero... ¿qué vendrá después?

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción