LA REVISIÓN DEL MODELO AUTONÓMICO

El Gobierno anuncia un plan de 3.900 millones para Extremadura

Zapatero afirma que "gobernar es unir a los españoles, a los territorios"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió ayer en Mérida con un plan especial para Extremadura que incluye inversiones cercanas a los 3.900 millones de euros para impulsar el desarrollo económico y social de esa comunidad. "Para mí, gobernar es unir a los españoles, unir a los territorios, y la mejor forma de unir es que haya un desarrollo equilibrado", afirmó el presidente.

Más información

Zapatero acudió a Mérida acompañado de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega; y las ministras de Fomento, Magdalena Álvarez, y Vivienda, María Antonia Trujillo, para mantener una reunión con el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y varios de sus consejeros. Ibarra (PSOE) manifestó que el Gobierno extremeño nunca había tenido ese acompañamiento, ni con el Ejecutivo de Felipe González ("no hubo tiempo") ni con el de José María Aznar ("con quien no hubo siquiera la posibilidad de discutirlo"

El Plan Especial de Dinamización Económica y de Empleo se articula en cuatro ejes: infraestructuras; investigación y desarrollo tecnológico; un programa de empleo y otro de incentivos a la implantación de industrias. Zapatero recordó que tenía ese compromiso con la comunidad y con Ibarra: "Y estoy plenamente convencido de que todos los españoles valoran que el Gobierno desarrolle una estrategia especial y prioritaria con Extremadura. Responde a lo que representa mi idea de gobernar un país, a lo que representan también mis convicciones ideológicas: hacer el máximo esfuerzo con aquellos que lo necesitan, y sobre todo hacer el máximo esfuerzo con aquellos que han decidido dejar atrás un pasado de abandono, de pobreza, de falta de iniciativa", afirmó.

El capítulo de infraestructuras incluye el AVE Madrid-Lisboa, (1.400 millones de euros), cuyas obras "empezarán por Extremadura" y terminarán en 2010.

Rodríguez Zapatero reconoció el "enorme abandono" que Extremadura ha sufrido en materia de comunicación ferroviaria y avanzó que en septiembre el Ministerio de Fomento y la Junta de Extremadura firmarán un convenio "para la renovación de infraestructuras y la mejora de medios materiales de Renfe en la comunidad" por 180 millones de euros.

Además se invertirán 584 millones en la autovía de la Ruta de la Plata, que deberá rematarse en 2008. A más largo plazo, en 2014, sitúo Zapatero la culminación de la autovía de Levante (Badajoz-Valencia) y que en el tramo extremeño dispondrá de una inversión de 390 millones. Otros 141 millones se destinarán a la autovía Cáceres-Trujillo. "Tengo conciencia de que es una gran prioridad para Extremadura", subrayó Zapatero.

El segundo eje del Plan Especial para Extremadura se sustenta en el desarrollo tecnológico "de gran importancia", a juicio del presidente. Así anunció que durante su mandato se crearán en Extremadura tres centros estatales de investigación dedicados a la agricultura ecológica, a la mejora de la raza porcina ibérica y un centro de referencia para el desarrollo y la investigación avanzada de software libre "en reconocimiento a la extraordinaria tarea que en este ámbito ha realizado la Junta de Extremadura". La dotación presupuestaria para estos centros se completará en 2005.

Además se dedicarán ocho millones al nuevo edificio del Centro de Cirugía de Mínima Invasión de Cáceres, "un centro que constituye una auténtica referencia no sólo para España sino internacional". Además, el Gobierno construirá un parador de turismo en Badajoz, que tendrá dotación presupuestaria también en 2005.

Como tercer eje del plan figura la aprobación en los próximos presupuestos de un programa especial de empleo para Extremadura que comportará incentivos y bonificaciones a las empresas, con el objetivo de paliar el paro en la región (17,89%).Finalmente, anunció que se reformará el régimen de incentivos para propiciar la ubicación de industrias al tiempo que se creará una plataforma logística (18 millones) para el transporte empresarial.

Zapatero y Rodríguez Ibarra, rodeados de varios de sus ministros y consejeros en Mérida.
Zapatero y Rodríguez Ibarra, rodeados de varios de sus ministros y consejeros en Mérida.EFE

Sorpresas sin preguntas

Fue una mañana de sorpresas. Los periodistas habían sido convocados para conocer un anunciado plan de empleo para Extremadura. Ésa era la razón de la visita de José Luis Rodríguez Zapatero a Mérida, adonde le acompañaron tres miembros de su Gabinete. Zapatero y Juan Carlos Rodríguez Ibarra permanecieron una hora en el despacho de éste. El presidente extremeño salió con semblante serio, mientras el jefe del Ejecutivo mostraba una amplia sonrisa.

Ibarra anunció que mañana detallará el plan de empleo, mientras quedan pendientes de pormenorizar muchos aspectos del plan especial, tanto los referidos al AVE como a las medidas para la industria porcina y la construcción de paradores.

Un responsable de prensa de Zapatero anunció que habría declaración institucional pero sin preguntas: ni sobre la comisión de investigación del 11-M, ni sobre Gibraltar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 31 de julio de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50