FESTIVAL DE MÉRIDA

Dario Fo y Franca Rame reciben el Premio Scaena por su innovación escénica

"Si este primer premio es para Dario Fo y Franca Rame, ¿a quién le daremos el segundo?". El director del Festival de Teatro Clásico de Mérida, Jorge Márquez, dejaba claro que el listón queda muy alto para las próximas ediciones del Premio Scaena, que nace para reconocer la actividad promotora, innovadora y arriesgada en torno a la creación y difusión de las artes escénicas. El premio Nobel no pudo reprimir anoche la emoción al recibir el galardón, sobre todo porque su compañera, Franca Rame, no pudo recibirlo a su lado por estar enferma.

"Dario Fo ha sido todo en el mundo de la escena. Es el hombre de teatro vivo más importante que hay en el mundo". Así de rotundo se mostró el director del Festival, Jorge Márquez, a quien Dario Fo había espetado con cierto tono de recriminación que él no se iba a desplazar a Mérida sólo para recoger el premio, "que tenía que actuar". Jorge Márquez aceptó la oferta.

Así que anoche el escenario del teatro romano de Mérida vivió como pocas veces una partida de cómicos. Tres hombres del teatro: Juan Margallo; su mujer, Petra Martínez, y Vicente Cuesta iniciaron el homenaje a Dario con su particular versión de Pareja abierta, una de las obras más exitosas del premio Nobel.

Luego entró en escena el premiado, que pronunció un monólogo con dos asistentes y una traductora, bajo el nombre de Rosa fresca altísima y otras juglarías.

Fo vive un periodo de éxito, pero no olvida el tiempo de amenazas, de inseguridades, y cree en la palabra como espejo de la razón. "Los autores no comprometidos están fuera de la historia. No existe ningún autor de teatro con peso que se precie de que no haya tomado posiciones contra el poder. Todos los que aconsejan a los autores que deben permanecer fuera del compromiso, de la política, de la guerra, de las injusticias... no viven en este mundo y, además, son absolutamente ignorantes de la historia".

La entrega del Premio Scaena a Dario Fo se convirtió anoche en un happening del teatro más vivo y comprometido. Hubo representantes de varios colectivos, entre ellos Cultura contra la Guerra, para brindar su apoyo al premio Nobel. José Sacristán subió también al escenario para ofrecer el homenaje del teatro español.

Tampoco faltaron ayer los políticos, entre éstos, la ministra de Cultura, Carmen Calvo, y el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Práctico, enérgico y vitalista, Dario Fo se paseó por Mérida enfundado en camisa y pantalón oscuro, y chaqueta y sombrero claro. Su constante sonrisa no pasó inadvertida. Se sentía agradecido al festival, y el festival y el teatro, también a él.

Dario Fo, ayer en Mérida.
Dario Fo, ayer en Mérida.CEFERINO LÓPEZ
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS