Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA INVESTIGACIÓN DEL 11-M | La comisión parlamentaria

La comisión verá 19 informes del CNI el martes en sesión secreta

Garzón, Dezcallar y expertos en islam comparecerán la semana próxima

La comisión de investigación del 11-M acordó anoche reunirse el martes próximo en reunión secreta para examinar 19 documentos clasificados del Centro Nacional de Inteligencia que el Gobierno inicialmente había remitido a la Comisión de Gastos Reservados de la Cámara. La comisión también acordó recibir la semana próxima al juez Baltasar Garzón, al ex director del CNI Jorge Dezcallar y a media docena de expertos en el islam.

Respecto a los documentos clasificados que el Gobierno ha puesto a disposición del Parlamento, se acordó pedir que, además de los ocho que inicialmente estaban a su alcance, la comisión asuma los otros 19 que, según la legislación, sólo podían ser examinados por los diputados que en su día fueron elegidos por el pleno del Congreso para conocer estas materias, que son los portavoces titulares de los grupos y que, salvo en el caso de Paulino Rivero (CC), no coinciden con los representantes de los grupos en la comisión.

Una vez se resuelvan los flecos y se confirme el visto bueno del Gobierno, los miembros de la comisión podrán acceder a toda esta documentación en sesión secreta, el martes próximo, guardando siempre deber de secreto y sin poder hacer copias.

Respecto a las comparecencias, la comisión decidió que la próxima semana se dedicará a recibir expertos, entre los que figura el juez Baltasar Garzón, como conocedor del terrorismo islamista. El resto son profesores o catedráticos de universidad especializados en fundamentalismo islámico, incluyendo un especialista de Singapur considerado el principal experto en la estructura de Al Qaeda.

El PP protestó por esta ordenación de las comparecencias alegando que la comisión se convertirá la próxima semana en una "universidad de verano", como definió gráficamente el portavoz popular, Vicente Martínez Pujalte. En ese contexto, el PNV, apoyado por el PSOE, propuso adelantar a la próxima semana la presencia del anterior director del CNI , Jorge Dezcallar, actual embajador ante la Santa Sede, cuya presencia ante la comisión había sido solicitada por unanimidad.

El orden de las comparecencias de la semana que viene se decidirá en una nueva reunión de la comisión mañana, pero todo apunta a que se incluirá a Dezcallar. Lo que tiene pocos visos de prosperar son las peticiones del PP de que comparezcan cinco confidentes de la policía actualmente en prisión.

Respecto a la solicitud del PP de reclamar la relación de los mensajes y comunicaciones realizadas desde más de 50 teléfonos de Ferraz (la sede socialista) y de cargos del PSOE e IU entre el 11 y el 14 de marzo, la comisión decidió encargar un informe a los servicios jurídicos de la Cámara antes de tramitar la petición popular.

El portavoz del PSOE en la comisión, Alvaro Cuesta, anticipó la oposición de los socialistas a las pretensiones del PP, al que acusó de pretender "sólo obstruir la comisión y hacer el juego a determinados mafiosos vinculados con el narcotráfico que están en prisión".

Para Cuesta, la situación es "cada día más insostenible" porque el PP "está desesperado", ya que la documentación y las comparecencias están poniendo de manifiesto que el anterior Gobierno "mintió" respecto a la autoría del atentado.

Por su parte, Vicente Martínez Pujalte, del PP, dijo que hay una "voluntad expresa" del PSOE y de los grupos que le apoyan de poner "trabas" a la comisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2004