Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskadi, primera comunidad que aplica la norma de la UE para etiquetar huevos

Euskadi ha sido la primera comunidad autónoma española en aplicar la normativa de la Unión Europea (UE) sobre el etiquetado de huevos. El Gobierno vasco acaba de aprobar un decreto para desarrollar esa normativa, que está en vigor desde el pasado 1 de enero. El cambio, que tiene mucha relevancia en la comercialización, consiste básicamente en marcar la cáscara de los huevos con una serie de números que identificarán la forma de cría, el país de origen y la granja donde se han producido. La norma exime de marcaje los huevos que el avicultor venda directamente al consumidor en su granja o a la industria del sector.

El decreto, según explicó un portavoz del Departamento de Agricultura, ha sido elaborado teniendo en cuenta las peticiones de las organizaciones profesionales y las entidades más representativas de este ámbito. La consejería tiene previsto poner en marcha campañas informativas para que los consumidores puedan entender la información que se les va a ofrecer. "De lo que se trata es de garantizar una información exacta al consumidor sobre la forma de cría y el origen de los huevos de gallina", indicó este portavoz.

El primer dígito indicará la forma de alojamiento de las gallinas. Así, el 0 representa a la producción ecológica; el 1 a los huevos camperos, el 2 a los producidos en el suelo y el 3 a los que se ponen en jaulas. A continuación figurarán dos letras, que corresponden al estado de la Unión Europea de donde proceden los huevos. Para España el código es ES. El resto de dígitos, hasta un total de 12, sirven para identificar el establecimiento que ha producido los huevos.

De estos 12 dígitos, los dos primeros corresponden al código de la provincia, los tres siguientes al municipio y los siete restantes al establecimiento en sí. Con carácter adicional, puede añadirse un número que permita identificar la nave cuando en una explotación las gallinas se hallen en edificios separados.

En total, el código completo de identificación consta de 15 caracteres, pero en el caso de Euskadi los 12 que corresponden al establecimiento se quedarán en 10 dado la reducida dimensión de los establecimientos productores en el País Vasco. "Se trata de que el código pueda ser legible en su totalidad", puntualiza la consejería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de junio de 2004