Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Telefónica mejora en Latinoamérica

La operadora logra una oferta del Gobierno chileno más favorable para las nuevas tarifas

Las cosas comienzan a ir mejor para Telefónica en Latinoamérica. Después de que anunciara la compra de los activos de telefonía móvil de Bellsouth por 4.756 millones de euros, la semana pasada despejó dos de sus mayores dolores de cabeza en la región. En Chile, el Gobierno le ha fijado tarifas favorables para los próximos cinco años y en Argentina realizó una exitosa emisión de bonos que encarrila el plan de inversiones de la compañía en este país.

El Gobierno de Ricardo Lagos anunció la semana pasada las tarifas que regirán los destinos de Telefónica en el periodo 2004-2009. Esto se tradujo en una rebaja de precios promedio al público del 5,6%, un punto medio entre el 30% de alza que pedía la compañía española y el 27% de caída que el Ejecutivo había planteado hace tres meses.

Telefónica Argentina realizó una exitosa colocación de bonos por 57 millones de dólares, señal de que el sistema financiero local se normaliza

En Chile, Telefónica está sujeta a precios regulados por ley debido a que es considerada una empresa con un monopolio natural heredado de la Administración pública. Actualmente posee el 80% de las 3,3 millones de lineas fijas del país y casi la totalidad de sus líneas de transporte. Esto siginifica, además, que todas sus competidoras deben conectarse a su red para poder operar, pagando por este servicio a Telefónica.

Según los analistas, este nuevo escenario es totalmente favorable para la compañía de telecomunicaciones, ya que, a pesar que deberá rebajar sus tarifas al público, esta caída es diametralmente opuesta a lo que se planteó en un comienzo. Además, ella se verá compensada por la fuerte alza que se decretó en los cargos de acceso que deben pagar las competidoras por acceder a la red de transporte de Telefónica situada para los próximos cinco años en 39,6%. De esta forma, los ingresos totales de la empresa permanecerán prácticamente inalterados, con un descenso cercano al 1%, según cálculos preliminares. Los ingresos anuales de Telefónica en Chile llegan a los 493 millones de euros.

A pesar de esto, la compañía se ha mostrado muy disconforme con las nuevas tarifas y ya ha situado la merma que ello significaría en sus ingresos entre un 3% y un 5%. Ademas, los resultados este año no han sido buenos para Telefónica en Chile, pues, a pesar de obtener en el primer trimestre 5,7 millones de dólares de beneficios, esta cifra significa una caída del 51, 6% respecto a igual periodo del año anterior. El resultado operativo cayó también un 27%.

Emisión de bonos

Paralelamente a esta fijación de tarifas, Telefónica Argentina realizó una exitosa colocación de bonos por 57 millones de dólares con vencimiento a un año, una señal que fue vista en el mercado como una normalización del sistema financiero local y un paso adelante en los planes de la compañía para seguir realizando inversiones en los próximos años. Este es el primer tramo del Programa Global de Obligaciones Negociables que podría llegar a 449 millones de euros.

Con esto, Telefónica de Argentina ha devuelto la vida al mercado de deuda privada del país austral, al llevar a cabo la primera emisión de bonos desde el estallido de la crisis en 2001, que llevó a suspender el pago de la deuda pública.

Con la emisión, Telefónica de Argentina pretende captar liquidez para financiar el plan de inversiones anunciado a finales del pasado año por César Alierta, presidente del grupo. Un proyecto al que Telefónica quiere dedicar más de 598,7 millones de euros. De ellos, un poco menos de 300 millones irían destinados a instalar un millón de líneas de telefonía fija, una de las grandes deficiencias de este país.

Los resultados de Telefónica de Argentina no fueron todo lo malos que se esperaba, ya que en el primer trimestre obtuvo un beneficio neto de 200,3 millones de dólares, lo que representa un aumento del 2,3% respecto a las ganancias de igual periodo de 2003.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de mayo de 2004