Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush promueve una ley que impida las demandas "frívolas" contra las compañías de comida rápida

El Congreso de Estados Unidos comenzó ayer el debate de un proyecto de ley para impedir las demandas "frívolas" de personas con sobrepeso contra la industria alimentaria o las cadenas de comida rápida. Con la medida, la Cámara Baja pretende adelantarse a situaciones como las producidas por las acciones de los fumadores contra las tabacaleras.

El patrocinador del proyecto es el congresista republicano por Florida Rick Keller, quien responde así a una petición del presidente Bush de acabar con los procesos judiciales superfluos, según afirma en su web personal. "Los abogados han puesto a la industria de la comida rápida en su punto de mira como la sucesora de las tabacaleras al plantear estas demandas de consumidores con sobrepeso a las cadenas de restaurantes", indica Keller en Internet.

Un tribunal federal ya ha rechazado una demanda de un grupo de jóvenes contra la cadena de hamburgueserías McDonald's, pero el peligro no ha pasado para estas industrias. John Banzhaf, un profesor de Derecho de la Universidad George Washington que asesoró a los abogados que llevaron los litigios contra las tabacaleras envió el pasado mes de diciembre cartas a los presidentes de las mayores cadenas de alimentación (McDonald's, Burger King, Wendy's, Kentucky Fried Chicken, Taco Bell y Pizza Hut) como un adelanto de posibles acciones legales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de marzo de 2004