Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Memoria de España' revisa el pasado desde la prehistoria al euro

Contar la historia de España "para el gran público y no sólo para especialistas o profesores universitarios" ha sido el desafío principal del grupo de investigadores que comenzaron a soñar hace tres años Memoria de España (Aguilar), un "ambicioso proyecto" que arranca en la prehistoria y llega hasta el euro.

El libro fue presentado ayer en Madrid por Fernando García de Cortázar, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Deusto y director del trabajo de investigación. En él se reúnen los "informes históricos" utilizados para escribir los guiones de la serie documental del mismo nombre, que emite actualmente TVE-1, los martes a las diez de la noche.

"Nos interesaba contar la historia de la construcción nacional como un proceso, como un itinerario, más que como una acumulación de fechas", precisó García de Cortázar tras la presentación del libro. Los historiadores Jaime Alvar, Salvador Claramunt y Ricardo García Cárcel completan el equipo de investigadores, que resume en 26 capítulos "las líneas maestras de la interpretación" de la historia española.

La obra consta de cuatro partes. Alvar, catedrático de Historia Antigua de la Universidad Carlos III de Madrid, aborda en la primera la prehistoria y llega hasta los reinos bárbaros. Claramunt, catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Barcelona, escribe la segunda: de los godos al descubrimiento de América. García Cárcel, de la Autónoma de Barcelona, desarrolla la historia moderna en siete capítulos y, finalmente, García de Cortázar ahonda en la historia contemporánea española.

"Un gran momento"

Memoria de España, la serie basada en el libro presentado ayer, ha suscitado críticas del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y del Bloque Nacionalista Galego (BNG), que denunciaron su "sesgo político" y su visión parcial de los nacionalismos. García de Cortázar desestimó esas denuncias: "Creo que actuaron por prejuicios, aun antes de que la serie comenzara a emitirse", señaló. "Lo que puede molestarles es la idea misma de hacer una historia de España, no los contenidos, porque la vocación y el pluralismo del equipo de investigadores es incuestionable".

García de Cortázar define como una de las ideas clave del libro la de asumir la historia como un "instrumento de educación ciudadana". "España no es una realidad metafísica, sino el resultado de una historia compleja y muy sensible. Nos hemos preocupado por reflejar la lucha por los derechos y libertades que los españoles han ido conquistando".

Para el catedrático, la Historia "vive en España un gran momento". Eso explica el "consumo masivo de libros sobre temas históricos y la enorme repercusión de la serie, que siguen más de cuatro millones de espectadores cada semana". Un hecho que, entiende, refuerza la "doble responsabilidad de saber historia y de contarla de manera entretenida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 2004