Prodi pide que la UE sea más severa con los actos antisemitas

Romano Prodi, presidente de la Comisión Europea e impulsor junto a los Congresos Judíos Mundial y Europeo de un seminario celebrado ayer en Bruselas sobre el resurgimiento del antisemitismo en el Viejo Continente, cree que la UE debe endurecer sanciones y reforzar la educación social para erradicarlo. "Racismo, xenofobia y antisemitismo contradicen la nueva Europa", declaró Prodi ante más de dos centenares de líderes religiosos judíos, políticos y académicos europeos e israelíes.

"No creo que se trate en cualquier caso de un fenómeno organizado", afirmó, en contra de lo que sostienen algunos grupos judíos. El presidente comunitario, que expuso una serie de propuestas en el campo educativo y judicial para acabar con el fenómeno, criticó a los Gobiernos de la UE por no haber dado aún el visto bueno a una decisión marco de la Comisión de 2001 a favor de endurecer las sanciones contra actos antisemitas y mejorar la cooperación judicial. Alemania, Reino Unido e Italia bloquean la aprobación por distintos motivos. También pidió Prodi apoyo a una resolución irlandesa en la ONU contra la intolerancia religiosa.

En el seminario, que surgió tras la publicación en noviembre de un eurobarómetro muy negativo sobre Israel, participaron el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Joschka Fischer; el responsable israelí para Jerusalén y la diáspora, Nathan Sharanski, así como Elie Wiesel, premio Nobel de la Paz. "Si Auschwitz no curó al mundo del antisemitismo, me pregunto qué le puede curar", dijo el escritor judío norteamericano, que presidió la comisión presidencial sobre el Holocausto y sufrió los horrores del nazismo. "Al judío se le odia antes de nacer", sentenció Wiesel.

Fischer confesó su responsabilidad moral histórica como ciudadano alemán y juzgó que la mejor respuesta es la resistencia y la firmeza de la sociedad civil. El ministro, que arrancó varios aplausos en determinados momentos, sugirió que hay que actuar no con palabras, sino con un plan de acción concertado. "No llego a comprender del todo por qué se ha producido el fenómeno. Lo que sé es que hay que actuar", observó.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS